DT paraguayo criticó arbitraje por permitir que Chile jugara con 12 jugadores

Carlos Jara Saguier increpó directamente a los jueces por haber avisado a la banca chilena la situación anómala donde Mark González reingresó al campo de juego pese a haber sido sustituido por Miguel Aceval.

14 de Enero de 2004 | 09:43 | Nicolás Olea, enviado especial
CONCEPCIÓN.- Un arbitraje malo, como muchos. Pero esta vez, como pocas, favoreció al equipo chileno. Por esto, no sorprendió que el estratega de Paraguay, Carlos Jara Saguier, reclamara amargamente anoche por lo que consideró "muy, muy raro", en el duelo que Chile le ganó por 3 a 2 por la cuarta fecha del Sudamericano Preolímpico.

Y no se trató de la apresurada expulsión de Pablo Giménez, por doble tarjeta amarilla. Ni siquiera del penal sancionado a David Villalba, por carga contra Jean Beausejour. El estratega guaraní se refirió específicamente a la jugada donde Mark González se convirtió en el duodécimo chileno en cancha, al reingresar tras recibir atención médica y un minuto después de ser sustituido por Miguel Aceval, a los 91’.

Ambos carrileros zurdos se encontraron en el campo de juego. Se miraron extrañados cuando a esas alturas, gran parte del estadio le gritaba a González para que abandonara el césped penquista. Finalmente fue el primer asistente, Carlos Sierra, quien le indicó la anomalía al jugador oriundo de Durban (Sudáfrica), quien abandonó diciendo "tranquilo, tranquilo". La escena, es cierto, no duró más de treinta segundos. Pero el pataleo traspasó el post-partido.

Según Jara Saguier, "tuvimos que aguantar muchas cosas. Está por demás hablar del arbitraje, que no estuvo a la altura del partido. El reglamento FIFA dice bien claro que este deporte, con pelota en movimiento, es once contra once. Durante el partido aparecieron doce jugadores de Chile. El cuarto árbitro -Claudio Martin- le llamó la atención a su línea y a toda la banca de Chile porque él sabía lo que significaba eso. Significa pérdida automática de los puntos".

En Chile, Juvenal Olmos delegó la responsabilidad en el cuarto hombre. "Se lo tiene que preguntar al señor Martin, que es el cuarto árbitro y el dueño del espectáculo. No somos responsables y me parecería de mal gusto pensar eso, porque cuando un equipo es superior los noventa minutos, no necesita de ese tipo de situaciones. Seguramente fue debido a la necesidad de Mark González de querer volver a la cancha, que no se dio cuenta del cambio por Miguel Aceval, pero está muy lejos de actitudes como la que en esta oportunidad, injustificadamente, puede haber vertido el entrenador de la selección paraguaya".

Además, el estratega criollo ahondó en las incorrecciones de los jueces: "No es sólo ese detalle, si ustedes se fijan, cuando iban tres minutos jugados, 48 según mi reloj, el árbitro (Fernando Paneso) manda a marcar cuatro minutos de descuento".

Por de pronto, y en caso de aparecer sanciones, el caso habría sido consignado, según Jara Saguier: "Yo nada más le pedí al árbitro que siente. El cuarto juez se dio cuenta perfectamente, se molestó y le llamó la atención a la gente de Chile. Esto es muy, muy raro, porque no te pueden decir lo que tienes que hacer. El cuarto árbitro no puede decir lo que está bien o mal. Él tiene que ejecutar bien las reglas como se van presentando. Él me dijo que vio y me prometió formalmente que va a sentar eso. Si aplican o no aplican el reglamento es otra cosa".

Y si se quiere más leña en la hoguera, otro antecedente. De los jueces que rigen el Grupo A, el mejor evaluado es el argentino Martin. Luego aparece el boliviano René Ortubé. La jornada final los requerirá a ambos, por lo que no debiera extrañar que el trasandino apareciera pitando en lo que se ya se llama la final adelantada del certamen, entre Chile y Brasil.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores