Espina asegura que tomó la idea de dirigir la selección "con risa"

El capitán de Colo Colo se alista para la que puede ser su última temporada como profesional.

27 de Enero de 2004 | 15:45 | El Mercurio Internet
SANTIAGO.- Aunque lo niega, Marcelo Espina se ve bastante más flaco que al término de la temporada anterior. Algo que vale como un buen antecedente para la temporada que podría cerrar la exitosa trayectoria del argentino.

"He conversado con Jaime (Pizarro) y sé como piensa acerca de mi retiro. Después de mi familia, será el primero en enterarse de mi decisión, porque además le tengo respeto y cariño, por una similitud de cosas. El vivió mi situación", dijo Espina.

En todo caso, asegura que no habrá tanto show cuando diga adiós. "Me gustaría que mi despedida fuera invitando a la gente al último partido que será tal día y ya está".

Después vendrá el descanso, razón por lo que le sorprendió la idea de Reinaldo Sánchez de que alguna vez lidere el proceso de la selección chilena: "Aparte de que lo supe recién al otro día (el lunes)... no sé, lo tomé con risa, con sonrisa. Yo soy jugador de fútbol y estoy pensando en jugar. No estoy preparado para nada de eso, además está al mando un gran entrenador, que además es amigo mío. Tiempo al tiempo. Quiero jugar, después descansar seis meses con mi familia, aislarme de la vorágine de esto y después dirigir algún equipo".

La última cruzada

Antes que lamentarse, Marcelo Espina agradece que a Colo Colo le haya tocado el grupo más complicado de la Copa Libertadores: "Prefiero jugar con este tipo de equipos, como Boca y Deportivo Cali, con mucha obligación y motivación".

"El grupo es muy parecido al del año pasado, porque está Boca (Juniors), porque los equipos colombianos se caracterizan por tener una filosofía de juago muy parecida y porque tuvimos que ir a Guayaquil, donde jugamos con mucha humedad y calor; algo a que quizás uno no está acostumbrado, y ahora vamos a La Paz, a un lugar donde uno tampoco está más acostumbrado. Nos encontramos de nuevo en el grupo más difícil de la Copa Libertadores, como el año pasado donde uno fue campeón de América (Boca) y otro semifinalista (Independiente de Medellín)".

Y más aún ahora que el debut vendrá acompañado: "Lo de esta semana será una preparación más a lo que venimos haciendo, nos servirá pensando en lo del próximo martes (Deportivo Cali por Copa Libertadores) y el próximo domingo (Universidad de Chile por el torneo de Apertura). Es difícil porque también tenemos que ir a la altura de El Salvador, a Calama, rivales que son de nuestro grupo también. Ya empezamos con el trajín y la responsabilidad de obtener buenos resultados desde el primer momento".

Pero este año, el argentino asegura que las cosas debieran cambiar, luego de que el cuadro popular se despidiera en la primera ronda: "La gran mayoría de los que llegaron (del Preolímpico) ya estuvieron con nosotros y Jaime (Pizarro) no es de pedir nada distinto a lo que habitualmente se hace, entonces tampoco va a producir un desacople importante, en la parte futbolística".

Finalmente, el capitán albo le baja el perfil a la supuesta dualidad de funciones que llevará en compañía de Jorge Valdivia. "Con Vicente Principiano lo hice un poco, con Miguel Romero y Mauro (Mauricio Donoso) también. Para mí no es nada nuevo ni me produce nada distinto. Me gusta hacerlo como media punta y más atrás y eso cambia el sistema, porque está claro que de una forma es línea de cuatro y la otras, línea de tres. Pero nosotros estamos acostumbrados a ambos esquemas".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores