Ferrero, cansado y golpeado, renuncia a jugar Copa Davis

El tenista español renunció al duelo que enfrentará a su equipo con República Checa por la primera ronda del Grupo Mundial.

30 de Enero de 2004 | 10:53 | DPA
MELBOURNE.- El tenista español Juan Carlos Ferrero anunció hoy su renuncia a integrar el equipo de Copa Davis de su país que debe enfrentar la semana próxima a la República Checa por la primera ronda del Grupo Mundial.

"Hemos decidido que lo mejor era parar, porque físicamente no estoy bien", dijo un visiblemente agotado Ferrero tras caer ante el suizo Roger Federer en las semifinales del Abierto de Australia.

"No hay tiempo para recuperarse, está el ’jet lag’... Habría que precipitar mucho las cosas, y no sería conveniente. Lo mejor será descansar y confiar en los otros jugadores, que no son malos ni mucho menos", agregó el número uno español.

Ferrero dio la noticia a la prensa antes incluso de hablar con los capitanes españoles. La decisión, tomada minutos antes junto a su entrenador, Antonio Martínez Cascales, era irreversible.

Con la renuncia de Ferrero y las dudas acerca del estado físico de Carlos Moyá, los únicos confirmados en el equipo son Tommy Robredo y Rafael Nadal. Feliciano López y Albert Costa están entrenando en Barcelona ante la eventualidad de ser convocados.

Ferrero no estaba hoy en el mejor de sus días. Federer lo había arrasado por 6-4, 6-1 y 6-4, capturando el número uno del mundo que él aspiraba a reconquistar.

De haber vencido hoy a Federer y el domingo al ruso Marat Safin en la final, Ferrero hubiera vuelto a la cima del ránking, que ocupó durante ocho semanas en 2003, pero la victoria de Federer fue tan clara, y el juego de Ferrero tan pobre, que ese objetivo pareció un sueño.

"Antes del partido uno siempre tiene la esperanza de poder hacer más de lo que luego he hecho. De todas maneras, no estaba al cien por ciento, ni mucho menos. Comencé sintiéndome bastante bien, pero luego en el segundo juego del partido tuve un pequeño tirón en el aductor izquierdo, y con tres iguales en el derecho", relató Ferrero el último capítulo de las penurias físicas que lo persiguieron en Australia.

"Y ya no me he podido recuperar en todo el partido. Llegaba tarde a las bolas, sobre todo me costaba moverme para restar. Tenía que estar muy pendiente del dolor... Y bueno, cuando empiezas a pensar más en los dolores que en las bolas que tienes que devolver se complica todo mucho", agregó.

Ferrero, que llegó por primera vez en su carrera a semifinales en el Abierto de Australia, tuvo un espasmo muscular en la espalda durante su partido de segunda ronda ante el italiano Filippo Volandri, y en octavos sufrió dolores en el aductor izquierdo y se golpeó fuertemente el codo en una caída ante el rumano Andrei Pavel.

Hoy, el calvario continuó. "A partir del segundo game del primer set ya empecé a sentir los dolores, muy pronto los sentí, y se ponía muy cuesta arriba. Contra Federer es imposible. Yo me sentía muy bien porque le estaba pegando muy bien a la bola, sacando bien, pero tuve la mala pata de haber tenido problemas durante todo el torneo y necesitaba estar perfecto para jugar un buen partido con Federer", se lamentó.

Ferrero, que terminó la temporada 2003 bien entrado diciembre tras jugar el Masters y la final de la Copa Davis, apenas tuvo tiempo para descansar. Tras dos semanas de vacaciones en las Maldivas junto a su novia, entrenó otras dos semanas en su academia de Villena. Poco tiempo para recuperarse del trajín de un año intenso y para preparar el siguiente. El español no ve solución al tema.

"No veo solución, las fechas están ahí siempre igual y no hay manera de cambiarlas. La solución es no llegar a la final de la Copa Davis. Este año llegué a semifinales aquí, pero me ha pasado factura con el físico. Ojalá que se cambien algún día las fechas para tener un poco de tranquilidad en diciembre y preparar bien enero".

La sensación tras el torneo era agridulce para Ferrero. "Hemos hecho semifinales y hemos recuperado el número dos, pero de todas maneras estoy decepcionado por haber llegado aquí muy bien tenísticamente pero mal físicamente. Al haber terminado así me voy un poco triste".

¿De mal humor? "No, de mal humor no, pero tiste sí".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores