Chilenos ausentes en derrota del Celta de Vigo

Ni siquiera en el banco de suplentes estuvieron Mauricio Pinilla y Pablo Contreras, en la derrota de su equipo por 0-2 ante Málaga.

21 de Febrero de 2004 | 20:39 | EFE
VIGO.- Sin la presencia ni siquiera en el banco de suplentes de los chilenos Mauricio Pinilla y Pablo Contreras, el Celta de Vigo dejó partir tres puntos desde su estadio con una derrota ante Málaga por 0-2.

El Málaga aprovechó una mala decisión del defensa Sergio para encarar el partido con ventaja y sacar alto rendimiento de su visita a Vigo, con un juego de contención muy eficiente que abortó todos los intentos locales por cambiar su suerte.

El partido se presentaba con buenas vibraciones para los de Radomir Antic tras dos victorias consecutivas, pero la lesión de Jesuli prendió la mecha de las desgracias del conjunto celeste.

La rapidez de Edgar pronto dejó en evidencia la defensa adelantada del Celta y Sergio le derribó dentro del área ganándose la expulsión.

Al Celta le quedó un panorama desolador con un hombre menos y gol en contra al poco de comenzar. La ventaja permitió al Málaga jugar en su salsa y manejar el desconcierto de posiciones que experimentó su rival durante un buen trecho.

Gerardo estuvo cerca de hacer el segundo en un libre directo botado por Duda, que hizo pasear el balón por el área pequeña ante la pasividad de Cavallero, que dejó todas las opciones de remate a los incorporados al ataque.

No obstante, lo mejor del Málaga estuvo en su zona de contención, porque su planteamiento, muy prudente pese a la superioridad numérica, concedió el control del balón a un Celta que notó la falta de juego creativo que le proporciona Mostovoi.

Así fue que Arnau no pasó por ningún tipo de peligro en la primera parte porque los célticos no fueron capaces de encontrar la manera de acercarse al área con algún tipo de ventaja.

En la segunda parte el Celta echó el resto. Antic dejó una defensa de tres para tener más presencia en las acciones ofensivas, con Milosevic de auténtico catalizador en el juego de espaldas a portería dada la inutilidad del brasileño Vagner en su función.

En el minuto 61 se produjo una bonita llegada protagonizada por el ariete serbio que Edu no pudo finalizar ante la rápida reacción de la cobertura malagueña.

Tres cuartos de lo mismo fue lo que se encontró Sylvinho en una valiente internada en la que otra vez la pierna de un defensa apareció justo a tiempo para quitar el balón de la bota del rematador preparado para fusilar a Arnau.

Al Celta le faltó una pizca de suerte y al Málaga definir en un par de buenos contraataques de Edgar y Salva, rápidos, pero sin tino en la conclusión.

Con el tiempo ya casi agotado, Diego Alonso dio brillantez a la victoria de su equipo con un disparo en parábola que superó con precisión la adelantada posición de Cavallero y frena la pretendida escalada del Celta a posiciones templadas de la tabla.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores