Intendencia se querelló por la violencia en el duelo U. Española - U. de Chile

Acción legal está dirigida al único detenido de la jornada del pasado sábado, un joven de 23 años años sorprendido intentando ingresar al estadio portando un arma blanca.

24 de Febrero de 2004 | 12:34 | El Mercurio Internet
Leonardo Bustamante
El juez de línea Leonardo Bustamante se recupera del proyectil que hirió su cabeza.
SANTIAGO.- La Intendencia Metropolitana se querelló esta mañana por el cargo de violencia en los estadios, tras los incidentes desarrollados el último sábado en el estadio Santa Laura y en los que resultó herido el juez de línea Leonardo Bustamante, tras lo cual, el árbitro Carlos Chandía decidió suspender el partido.

Las acciones legales están dirigidas contra el único detenido de la jornada, por delitos de infracción a la Ley de Violencia en los estadios e ingreso al recinto deportivo portando un arma blanca. Sin embargo, no se trata del individuo que lanzó el proyectil que hirió al juez asistente, sino que se trata de un joven de 23 años, cuya identidad no fue revelada.

El jefe subrogante del gobierno regional, Danilo Núñez, aseguró que de esta forma se pretende finiquitar los incidentes que producen las llamadas barras bravas en los encuentros deportivos. Asimismo, reiteró la opción de que los partidos de alto riesgo comiencen a jugarse sin público, ante la escasa intención de los dirigentes del balompié criollo para desarrollar una política efectiva contra el flagelo.

Pese a esto y a que se había conminado a la Asociación Nacional de Fútbol Profesional para que se hiciera parte de los libelos acusatorios, ningún representante del principal ente rector del fútbol local se hizo presente en el 12° juzgado del crimen de Santiago. En este sentido, Núñez aseguró que los dirigentes deben tomar medidas, toda vez que "este no es un problema de los estadios: es un problema cultural del fútbol".

"El problema no es la intendencia, el problema no es Carabineros, sino que tenemos un espectáculo deportivo de una calidad pésima. Si para generar este cambio cultural se necesitan medidas drásticas como jugar sin público o jugar todos los partidos en el estadio Nacional, lo vamos a hacer, porque en marzo se acabó la fiesta para todos los delincuentes".

En tanto, Marcelo Trivelli aprovechó de señalar que "los dueños del fútbol tendrán que pagar de su bolsillo los daños que se hayan producido en contra de la propiedad pública y privada". Reiteró que son los dirigentes los que tienen que tomar las medidas respectivas, pero "si nos están tirando la pelota a nosotros, yo no tengo problema en agarrar la pelota y tomar las medidas que corresponden para que las familias vuelvan al fútbol".

De igual modo anunció que "estamos trabajando en un reglamento de la ley de violencia en los estadios, que está con varios vistos buenos de la Moneda y nuestros grupos jurídicos".

En tanto Núñez, recordó a las autoridades del fútbol, que la Intendencia está haciendo su trabajo, y que ya han presentado más de 300 querellas de las cuales 40 ya tienen condena, en respuesta a las críticas de Reinaldo Sánchez, quien dijo que el organismo "no se ponía los pantalones". "El delincuente que asiste al estadio debe sentir el rechazo, de los fútbolistas, los técnicos, las autoridades del fútbol y los hinchas", agrego Núñez.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores