Al menos no fue carnaval: Cobreloa perdió con Sao Paulo, 3-1

En Brasil, los naranjas tuvieron un primer tiempo pésimo, pero en el complemento, con diez jugadores levantó su nivel. Como si importara mucho, que ya se suman quince partidos internacionales sin una mísera victoria para los equipos chilenos.

26 de Febrero de 2004 | 20:56 | El Mercurio Internet
Reviva el relato de la derrota.


Marquinhos
Marquinhos partió imparable, pero Juan Luis González terminó equiparando el trámite. Como Cobreloa.
SAN PABLO.- Al menos no fue carnaval lo del Morumbí. Porque los hechos superaron a la pobre realidad del fútbol chileno y, tras 45 minutos, Cobreloa se retiró en desventaja de 2-0 en el marcador y 11-10 en la cancha, por la torpe expulsión de Luis Fuentes (escupió a Luis Fabiano).

Pero el desastre no pasó a mayores, y los naranjas fueron derrotados por Sao Paulo, con un caballeroso 3-1, en duelo válido por el Grupo 3 de la Copa Libertadores de América, que además integran Alianza Lima de Perú y Liga Deportiva Universitaria de Ecuador.

Resulta que todo lo que superó Cobreloa en el primer tiempo, con la indolencia de Darío Fernández y Daniel Pérez y el sueño de Diego Guidi y Esteban González; comenzó a dar réditos en el complemento. Como para que lo piense Fernando Díaz: todos los aludidos fueron refuerzos suyos.

Más encima, cada salida nacional era detenida por las "inteligentes" infracciones del rival. El parcial es decidor. Antes de la media hora, Sao Paulo sumaba 14 infracciones, mientras Cobreloa se anotaba sólo tres.

La apertura de la cuenta a los 3' (todo un clásico de la Libertadores 2004 para los chilenos), encontró a Luis Fabiano solo para definir de volea. Nueve minutos más tarde, Luis Fuentes rechazaba un balón contra su portería para el 2-0. ¡Y quedaban tres cuartas partes de partido!

Pero en el complemento varió el panorama. Con un brillante Adán Vergara (reemplazó al expulsado Fuentes) y un activísimo Jonathan Cisterna, los naranjas encimaron la puerta de Rogerio. Cicinho (que había impactado el vertical derecho de Tapia) metió la pelota en su propio arco, y la cosa cambió.

Sao Paulo dejó de atacar con cinco o seis hombres. Y aparecieron los sucesivos off-sides de Grafite y Luis Fabiano. Vergara manejó la línea defensiva a la perfección y el pleito entró en un trámite complejo. Cobreloa atacaba, pero no hacía daño y el local se enmarañaba en los cobros del buen Carlos Torres.

¿Quién estuvo más cerca? Sao Paulo sin duda. De hecho, Nelson Tapia volvió a desempolvar el traje de figura y atajó dos o tres pelotas importantes, siempre bien escoltado por Vergara. Ingresó Galaz a meter presión, pero no hizo mucho, y a final de cuentas, el cansancio de cobró la pasada al campeón chileno.

Por eso el gol de Luis Fabiano a los 93' fue casi innecesario. Por hacer daño. Total, a estas alturas, cuando los equipos chilenos no fueron capaces de ganar ninguno de los quince partidos internacionales que han enfrentado en 2004, un 1-2 en el Morumbí era para pegarse con una piedra en el pecho.

Lamantablemente no quedará el trabajo de Tapia, el orden y la vehemencia de Vergara, la vergüenza de Cornejo, el sacrificio de Cisterna o el correteo de Villanueva. Sólo una nueva derrota para engrosar el lamentable historial del fútbol chileno y alejar más aún el sueño de avanzar una ronda en este torneo.

Pormenores

Copa Libertadores, Grupo 4

SAO PAULO
Rogerio Ceni (c); Cicinho, Fabao, Rodrigo, Fabio Santos; Alexandre, Fabio Simplicio, Marquinhos (76', Danilo), Gustavo Néry (59', Souza); Grafite (76', Jean) y Luis Fabiano. DT-Cuca

COBRELOA
Tapia; E. González, Fuentes, Guidi, R. Pérez; J. L. González, Cornejo (c), Cisterna (84', López), Fernández (64', Galaz); Villanueva y D. Pérez (46', Vergara). DT-F. Díaz

Goles: 3' y 93', Luis Fabiano; 12', autogol de Fuentes; 48', autogol de Cicinho.

T. Amarillas: Rodrigo, Cicinho, Alexandre; R. Pérez, Vergara

T. Rojas: 46+', Luis Fuentes
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores