NBA: Muchos pretendientes para un anillo, que será del Oeste

El sábado por la noche comienza la fiesta final con el inicio del playoff, que se presenta como uno de los más apasionantes e igualados de los últimos años. Muchos pretendientes para un anillo de campeón que debe ponerse un equipo del Oeste, a no ser de que Indiana dé la sorpresa.

15 de Abril de 2004 | 09:46 | DPA
LOS ANGELES, Estados Unidos.- Alarmantes dosis de juego defensivo, la irrupción de dos talentos como LeBron James y Carmelo Anthony, y revelaciones como los Memphis Grizzlies fueron las grandes novedades de la temporada regular de la NBA recién terminada, que sin embargo en lo más importante demostró que casi nada cambió: O Indiana da la gran sorpresa, o el campeón volverá a salir de la Conferencia Oeste.

Las distancias entre ambas conferencias comienzan a ser abismales. Los Indiana Pacers acabaron con la mejor marca de la temporada regular con 61 triunfos en 82 partidos, pero en la Conferencia Este sólo cuatro equipos tuvieron mejor balance de victorias que de derrotas.

Por eso, nadie se atreve a pronosticar otra cosa que un campeón llegado desde el Oeste. Y nadie puede considerarse más favorito que Los Angeles Lakers, pues ningún equipo junta a más estrellas por metro cuadrado de cancha y, sobre todo, tan alto nivel de competitividad en playoffs. Shaquille O’Neal, Kobe Bryant, Gary Payton y Karl Malone son historia viva de la NBA.

El equipo entrenado por Phil Jackson pasó una temporada muy conflictiva, entre lesiones, luchas de ego y el juicio a Kobe Bryant por violación. Pero terminó de forma exultante la temporada regular como líder de la División Pacífico, y si Jackson sabe manejar el vestuario, el equipo de Hollywood puede recuperar el anillo.

Los Minnesota Timberwolves fueron los mejores en el Oeste y afrontan al fin una oportunidad seria de superar con garantías la primera ronda del "playoff" por primera vez en su historia.

Su estrella Kevin Garnett es el indiscutible favorito a llevarse el título de Jugador Más Valioso (MVP) de la temporada regular al promediar 24,2 puntos (el mejor junto al serbio Pedja Stojakovic) y 13,9 rebotes (el mejor de toda la liga) por partido. Además, el base Sam Cassell jugó una de las mejores temporadas de su larga carrera y el escolta Latrell Sprewell confirmó la valía de su fichaje.

Pero los actuales campeones son los San Antonio Spurs mientras nadie demuestre lo contrario. El equipo texano posee una gran estrella como Tim Duncan, un escudero de lujo como Tony Parker y un banquillo muy profundo, liderado por el argentino Emanuel Ginóbili. Y su defensa es una de las más temidas de toda la liga.

Las grandes decepciones fueron los Sacramento Kings y los Dallas Mavericks, dos equipos que apostaron por un baloncesto atractivo y ofensivo, aunque descuidaron su defensa más de la cuenta. Se medirán entre sí en primera ronda del playoff y la derrota tendrá graves consecuencias para el equipo perdedor.

En cambio, la liga encontró a nuevos equipos dispuestos a entrar en la elite. Los Memphis Grizzlies, liderados de nuevo por un gran Pau Gasol, alcanzaron el playoff por primera vez en su historia tras sumar 50 victorias. Además, los Denver Nuggets lograron su primer pase para las series finales desde 1995.

Junto a ellos, brillaron los Pacers, con la mejor marca de la liga después de ser eliminado en la primera ronda del playoff en pasada temporada. Los Miami Heat y los Milwaukee Bucks también sorprendieron con un juego atractivo y con su clasificación para disputar el título con plantillas poco alentadoras en un principio. Y los Utah Jazz no se clasificaron, pero pelearon sus opciones hasta el final con una de las peores plantillas de la liga.

La ausencia de un baloncesto espectacular es la peor noticia que arrojó la liga al final de la temporada regular. Sólo los Kings y los Mavericks se situaron por encima de los 100 puntos por partido de media, y sólo ocho equipos anotaron más de 95 por encuentro.

Michael Jordan se retiró definitivamente del baloncesto y la liga se esforzó por encontrar jugadores que en los próximos años puedan acercarse a su alargada sombra. Y las llegadas de los "rookies" LeBron James, de los Cleveland Cavaliers, y Carmelo Anthony, el líder de los Nuggets, supusieron una de las mejores noticias de los últimos años.

En el aspecto individual, nadie tuvo más brillo que Garnett. También fue muy interesante el salto definitivo de calidad dado por los grandes tiradores Stojakovic, de los Sacramento Kings, y Michael Redd, de los Bucks. Y jugadores tan consolidados Duncan, Bryant, Shaquille O’Neal, Jermaine O’Neal o Stephon Marbury mantuvieron su estatus de grandes estrellas.

El sábado por la noche comienza la fiesta final con el inicio del playoff, que se presenta como uno de los más apasionantes e igualados de los últimos años. Muchos pretendientes para un anillo de campeón que debe ponerse un equipo del Oeste.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores