NBA: Lakers a un paso de liquidar a Houston

Grandes actuaciones de Kobe Bryant y Karl Malone en la prórroga le dieron al quinteto angelino el triunfo en el cuarto partido de la serie, que ahora aventajan por 3-1.

25 de Abril de 2004 | 20:49 | EFE
Kobe Bryant
Kobe Bryant fue un gigante en la prórroga.
HOUSTON.- El protagonismo y clase del escolta Kobe Bryant y del alero Karl Malone en los momentos decisivos de la prórroga, fueron la clave para que Los Angeles Lakers derrotasen 92-88 a los Houston Rockets, en el cuarto partido de la eliminatoria de la fase final que dominan por 3-1.

El quinto partido de la serie, que disputan al mejor de siete, se jugará el próximo miércoles en el Staples Center de Los Angeles, donde los Lakers buscarán su clasificación para las semifinales.

Los Lakers, como sucedió en el primer partido del enfrentamiento, confirmaron que saben cómo ganar en los momentos que más complicado lo tienen. Así sucedió hoy en el Toyota Center, donde remontaron un parcial adverso de 87-83 con menos de un minutos y 30 segundos por jugarse de la prórroga.

La fórmula una vez más fueron las genialidades de Bryant, que no había brillado en el tiempo reglamentario, pero en la prórroga fue la gran estrella al conseguir 6 de los 11 puntos que anotaron los Lakers. Malone aportó cuatro, con un triple y un tiro libre, que sentenció el marcador con seis segundos para el pitido final.

Malone, de 40 años, fue sin discusión el líder de los Lakers al conseguir 30 puntos (11 de 17 tiros de campo) con 13 rebotes, para jugar su mejor partido del año. Bryant lo apoyó con 18 (7 de 21), capturó seis balones bajo los aros y dio cinco asistencias.

El pívot Shaquille O’Neal también hizo su aporte para los Lakers con 17 puntos, 12 rebotes, tres asistencias y dos tapones, mientras que el base Gary Payton jugó mejor que en los partidos anteriores y contribuyó con 13 tantos, capturó seis balones bajo los aros y dio siete pases de anotación.

El resto del equipo se limitó a asistir en lo que podían a los "Cuatro Magníficos", para dejar a los Lakers con un 42,7 por ciento de acierto en los tiros de campo, y un triunfo que con menos de un minuto para el final de la prórroga lo tenían más que cuestionado.

En frente tuvieron de nuevo a un equipo que hizo lo más difícil remontar una desventaja de 10 puntos en el cuarto periodo, con un parcial de 22-12, que forzó la prórroga (81-81). Y cuando tenían todo a su favor (87-83) y menos de dos minutos para completar la hazaña, se vinieron abajo en defensa y ataque, al no poder controlar las genialidades de Bryant.

El base Steve Francis volvió a ser el líder del ataque de los Rockets al conseguir 17 puntos, nueve asistencias y cinco rebotes, pero no fue la estrella que había establecido la diferencia en el tercer partido de la serie.

Otros cuatro jugadores lograron doble dígitos en el apartado de las anotaciones con Cuttino Mobley, Jim Jackson y el pívot chino Yao Ming, que anotaron 16 puntos cada uno, y el ala-pívot Kelvin Catto aportó 12.

Jackson fue el jugador clave para los Rockets en el trabajo bajo los aros al capturar 20 rebotes, su mejor marca como profesional, pero al final su equipo, que tuvo un 42,5 por ciento de acierto en los tiros de campo, les faltó las anotaciones decisivas que los Lakers tuvieron con Bryant y Malone.

Una vez más, el duelo de entrenadores entre Jeff Van Gundy y Phil Jackson se decidió a favor del segundo no por su estrategia, sino por la diferencia que puso la genialidad de Bryant y la experiencia de Malone, el jugador que siempre crece en los duelos contra los Rockets, desde que llegó hace 18 temporadas a la NBA para jugar 17 con los Utah Jazz, eternos rivales del equipo tejano.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores