Influyente diario español destaca la "edad de oro" actual del tenis chileno

"El Mundo" publicó una nota en referencia al rico momento de este deporte, basado en las notables campañas de Nicolás Massú y Fernando González.

29 de Abril de 2004 | 10:53 | El Mercurio Internet
EN VIVO: Siga el desarrollo del partido por octavos de final en Conde de Godó, que disputan Fernando González (16°) y Mariano Zabaleta (41°)

Un vampiro en Barcelona
La nota destaca el breve paso de Nicolás Massú en Barcelona, donde entrenó dureante 1998, debido a un impasse del quien lo había entrenó durante 11 años, Leonardo Zuleta. "Nano tuvo un problema familiar y durante cuatro meses no pudo viajar conmigo y me vine a entrenar a Barcelona. Gané un par de Futures y mi mejoría fue muy grande, pero quise volver a mi país. Yo de mi país no me muevo, quiero vivir en Chile y cada vez que puedo voy porque me encanta estar allí", asegura el viñamarino.

Precisamente, Massú asegura que su apodo de "Vampiro" proviene de esos años: "No me acuerdo quién me lo puso, creo que fue en esa academia, quizas es por las cejas, los dientes, ni idea", dice. "Es por la cara", completó Fernando González.
BARCELONA.- En una doble entrevista que ocupa la portada de la edición internet, el influyente diario español "El Mundo" ahonda en la bonanza actual del tenis chileno, basada en sus dos mayores exponentes: Fernando González y Nicolás Massú.

La periodista Elvira González asegura que "cuando las lesiones han terminado por apagar la estela del que fuera número 1 del mundo Marcelo Ríos (...), el tenis chileno sigue enhorabuena".

Esto, en referencia a la aparición de "no uno, sino dos tenistas", como es el caso de Nicolás Massú (11° en el ranking ATP) y Fernando González (16°), a quienes se califica como "potenciales top-10".

El tenista de La Reina ("con su permanente sonrisa en los labios) destaca el conocimiento que tiene del viñamarino: "Nos llevamos bien. Nos conocemos desde los nueve años, crecimos juntos e hicimos todas las etapas juntos. Recuerdo la final de Orlando (2000), mejor que él, porque la gané yo. Fue raro porque siempre habíamos jugado finales juveniles en Chile y de repente llegamos a un torneo muy grande y jugamos una final".

Massú también recuerda ese momento: "Fernando las metió todas dentro, fue un partido en que le salió bien todo y no pude jugarle. Estuve contento por él, aunque cuando uno hace una final lo que quiere es ganar".

Uno a otro

A la hora de las definiciones, el viñamarino no duda en definir a González como "una persona tranquila y además de ser buen jugador, es lo mejor que puede ser un jugador de tenis, una buena persona. ¿Lo peor?... no tiene nada malo, bueno... no".

Pero la diplomacia no es correspondida por la segunda raqueta nacional quien califica que lo mejor de su compañero "es que es sincero, llega a ser un poco inocente pero me gusta que sea sincero cuando las cosas no le van, no anda con mentiras. Lo malo es que quizás es un poco acelerado. De repente no le salen bien las cosas, te dice algo y a lo mejor cambia de opinión a los cinco minutos".

Marcelo Ríos

Ambos tenistas entán lejos de desconocer la importancia de Marcelo Ríos en sus respectivas carreras. Asimismo, sin embargo, lamentan su oscuro presente en el circuito, aunque sin sentir la responsabilidad de asumir el lugar que el "Chino" dejó.

Según González "no me preocupa tener que cubrirlo. Uno siempre toma las decisiones por el bien de uno, pero obviamente si se trata de hacer más popular el deporte de mi país y hacer feliz a la gente que seguía a Marcelo entre dos siempre es más fácil".

Massú, en cambio, hace un corte: "No podemos fijarnos en él, sino en nosotros. Cuando chico yo siempre dije ¡qué bueno saber que un chileno pudo estar allí!, pero cada deportista tiene su momento, él tuvo su mejor momento y ahora nosotros pasamos por otro".

El tenis chileno

El "Vampiro" afila sus dientes a la hora de hablar de la forma en que se generaron las carreras de los tres mejores tenistas de Chile y lamenta, por cierto, la desventaja en que se encuentra frente al fútbol

"El tenis por resultados es de lejos el mejor deporte en Chile. El fútbol es el más popular, pero el tenis es el segundo y la gente está muy pendiente de nosotros. Pero ahí han estado antes Fillol, Cornejo, Gildemeister, Marcelo Ríos, que dio el batacazo al ser número uno del mundo, y la gente se identificó demasiado con el tenis".

Asimismo, Massú advierte que este deporte basa sus logros en empeños personales, casi familiares. "No es milagro. Fue el esfuerzo de mi familia en mi caso, de la de él en el suyo y de la del "Chino" en el suyo. Para ser un país tan chico, es meritorio que Chile tenga dos tenistas entre los 15 del mundo y antes a Marcelo. Pero faltan otros que vengan de atrás para ser como los españoles o argentinos".

González, por su parte, deriva responsabilidades en la dirigencia: "Lamentablemente, las federaciones en Sudamérica no tienen plata, no hay mucha gente que quiera trabajar allí, estamos muy lejos de la mayoría de los torneos, es mucho más caro, más sacrificado y es una lástima porque podría haber más jugadores. Obviamente mi familia me ayudó un montón y me sigue ayudando".

Ambos tenistas completan sus palabras con una fuerte advertencia al resto, en especial en Copa Davis. "Tras 20 años sería excelente volver al Grupo Mundial y algun dia el sueño de todos nosotros es ganarla y creo que tenemos tiempo", dice Massú.

"Nosotros somos muy parejos y en Chile le podemos ganar a cualquiera, pero obviamente hay que subir al Grupo Mundial", finaliza González.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores