McEwen contraatacó a Petacchi en el Giro de Italia

El australiano de Lotto superó en la general al italiano en el sprint, pero Simoni sigue como líder de la general.

13 de Mayo de 2004 | 12:20 | EFE
SPOLETO, Italia.- El australiano Robbie McEwen, del equipo belga Lotto, puso fin al reinado del italiano Alessandro Petacchi en las llegadas masivas, y en el esprint de la cuarta del Giro’04, en un emocionante duelo con el alemán Olaf Pollack (Gerolsteiner), cruzó primero la línea de meta.

Un esprint un tanto atípico, pues aunque la carretera picaba hacía arriba, no estaban en los primeros puestos el mencionado Petacchi y el campeón del mundo, el español Igor Astarloa, que en la salida partía como uno de los favoritos para el triunfo.

McEwen, que logra así su quinta victoria en sus participaciones en el Giro, invirtió en los 177 kilómetros, entre Civitella di Chiana y Spoleto, un tiempo de 4 horas, 24 minutos y 57 segundos; el mismo que el alemán Olaf Pollack y el italiano Marco Zanotti, que daban tiempo al grupo principal, por lo que la general no sufre cambios y sigue comanda por el italiano Gilbero Simoni; que defiende el título, seguido de su compatriota y compañero Damiano Cunego a 13 segundos.

La atención en la salida estaba centrada en el italiano Mario Cipollini, que en la jornada anterior sufrió una aparatosa caída a pocos kilómetros de la línea de meta, teniendo que pasar por un hospital de Arezo, en el que le dieron diez puntos de sutura en su pierna derecha.

Cipollini comentó a la salida del centro médico que, salvo complicaciones, estaría en la salida. Muchos desconfiaron de las palabras del "Rey León", pero al final tuvieron que agachar las orejas. Casi con el control de firma cerrado, pero llego y cumplió su palabra.

El comienzo de la etapa fue una especie de calco de lo sucedido en la anterior, es decir una salida muy lenta, sin ataques, ya que a las primeras de cambio los dos equipos más fuertes en lo que va de carrera, Saeco y Fassa, aunaron esfuerzos para llevar la carrera a su antojo.

Un bloqueo que desesperaba a los aventureros, pues no veía en momento de, en el peor de los casos, acaparar algunos kilómetros de publicidad. Fue en el kilómetro 42 cuando el colombiano Marlón Pérez lograba romper ese cerco, pero con la mala fortuna de que acto seguido una veintena de corredores se pusieron a su estela.

La escapada estaba llamada al fracaso como así sucedió y en el kilómetro 75, el pelotón volvía a estar unido con corredores del líder Simoni y el esprinter Petacchi al frente marcando el ritmo que más les interesaba.

Una especie de vuelta a empezar. Muchos intentos de fuga que no prosperaron, como tampoco prosperó el intento del español Rubén Díaz Lobato (Saunier Duval), ya que a falta de unos 35 kilómetros se salió de la carretera tomando un camino paralelo, pero tuvo que darse la vuelta al no tener opción de volver a la carretera debido a las pancartas de publicidad. Fue la anécdota del día.

El pelotón se presentaba muy estirado en el primer paso por meta, que sirvió a los esprinters a tomar notas para el último esprint, el que mejor las tomo fue el australiano McEwen, pues se dejó llegar en el ligero repecho que conducía a meta y a pocos metros para el final imponer su descomunal fuerza, pues no estaban ni Petacchi ni Astarloa, en los puestos de cabeza.

Así una jornada en la cual se cumplió la lógica y el ciclista de las antípodas, que en la jornada anterior hizo segundo, se llevaba la victoria; mientras que Simoni conservaba por tercer día consecutivo su camiseta de líder y Cipollini cumplía su palabra de salir y logró terminar.

Mañana se disputará la sexta etapa, con salida en Spoleta y llegada en Valmontone, de 164 kilómetros de recorrido, prácticamente llanos, pues sólo se encuentra como alto puntuable el Forca de Arrone, catalogado de segunda categoría y cuya cúspide se encuentra en el kilómetro 33.

A partir de ese altillo el trazado cuenta con numerosos toboganes y discurre por carreteras estrechas y sinuosas, un recorrido "pestoso", según el argot de los ciclistas. Ideal para los aventureros, aunque todo indica que el triunfo se decidirá en una llegada masiva.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores