Maradona asimila tratamiento y baja de peso

"(Diego) está integrado a los otros internos" de la clínica psiquiátrica y "bajó de peso, como seis o siete kilos, señaló su hermano Raúl.

17 de Mayo de 2004 | 11:57 | Agencias
BUENOS AIRES.- Diego Maradona está más flaco, menos reticente al tratamiento antidrogas e "integrado" al resto de los pacientes después de una semana de internamiento en una clínica de Buenos Aires especializada en rehabilitación de adictos a las drogas.

Así lo señaló anoche uno de sus hermanos, Raúl, quien habló en un programa de televisión después de que la familia del ex futbolista argentino emitiera un nuevo comunicado para pedir que se respete la "privacidad" de Diego y que los periodistas que hacen guardia frente a la clínica se retiren.

"Por suerte los médicos nos dicen que día a día va mejorando. La familia está muy unida en la lucha por sacarlo adelante", dijo "Lalo" al programa "La Cornisa".

El hermano del ex futbolista argentino confirmó que ni siquiera la familia más directa puede ver al ex capitán de la selección argentina, pues el tratamiento exige el aislamiento del paciente para librarle de "impactos emocionales", aunque van a diario a la Clínica del Parque a interesarse por su evolución.

Raúl Maradona dio por sentado que el tratamiento va a ser "prolongado" y que Diego "estará varios meses internado para recuperarse de su enfermedad, aunque no se sabe si en la misma clínica que está ahora".

El ex futbolista, de 43 años, está recluido en la Clínica del Parque, situada en una zona residencial de la capital argentina, desde el pasado 11 de mayo para tratarse de su adicción a las drogas, después de haber superado una grave crisis cardio-respiratoria por la que estuvo hospitalizado varias semanas.

Diego Maradona "está integrado a los otros internos" de la clínica psiquiátrica y "bajó de peso, como seis o siete kilos. Es normal que tenga que compartir la terapia con todos por más que sea Maradona", señaló su hermano, que cree que Maradona está menos reticente al tratamiento a pesar de que no está en la clínica por propia voluntad, sino porque la familia lo decidió así por su bien.

"Creo que está aceptando los remedios, está poniendo el esfuerzo mayor para salir adelante y curarse. Los médicos nos dijeron: o lo hacen o Diego corre el riesgo de que le pase algo. No me importa si se enoja conmigo. Se puede enojar uno o dos meses, o un año, pero lo importante es que después viva treinta años más", agregó.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores