Massú quedó amargado y adujo molestias físicas tras derrota con Robredo

El tenista chileno justificó su mal rendimiento con dolores en un hombro y una pierna que arrastra desde la Copa de Düsseldorf.

28 de Mayo de 2004 | 12:46 | Agencias y El Mercurio en Internet
SANTIAGO/PARIS.- Amargado es la palabra que ilustró el estado de ánimo del tenista chileno Nicolás Massú (11° de la ATP) en su despedida de Roland Garros 2004, tras caer en tercera ronda ante el español Tommy Robredo (17°) por un expresivo 6-2, 6-0 y 6-2.

Si bien Massú careció de los argumentos tenísticos para darle lucha al español, que igualó 2-2 los enfrentamientos entre ambos en el tour de la ATP, también adujo un par de lesiones que le habrían impedido desarrollar un juego más acorde a su posición en el ránking.

"Tengos muchas molestias en un hombro y en una pierna, que las arrastro desde el partido con Philippoussis en Düsseldorf (por la Copa del Mundo por Equipos). No me pude recuperar, estuve jugando con muchas molestias. Hice tratamiento con antiinflamatorios, por lo que pensé que se me podía pasar en algún momento, pero no, no podía ni sacar ni pegarle bien de revés, ni correr, ni nada...", se justificó.

Por su parte, Robredo fue generoso con su rival. El español señaló que el resultado le parece irreal. "Me veía muy bien, pero ni jugando mi mejor tenis era para ganarle de esa forma. Es evidente que él no estuvo a su mejor nivel y que yo hoy jugué excelente y quedé descansado (para el próximo duelo), que es lo importante".

En más profundidad, Robredo agregó que "en el primer set me di cuenta que tenía que ser agresivo y me adelanté en la pista por lo menos un metro y Nico no ofreció mayor resistencia. Tras ganar catorce juegos seguidos era obvio que el partido era mío".
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores