En polémico partido Boca Juniors derrotó a River Plate

El único gol fue anotado por el zaguero Rolando Schiavi, a los 28 minutos.

10 de Junio de 2004 | 22:15 | Agencias
BUENOS AIRES.- Boca Juniors derrotó esta noche a River Plate por 1-0 en un accidentado partido de fútbol por las semifinales de ida de la Copa Libertadores de América, en la que el superclásico del fútbol argentino se disputó, por primera vez en la historia, sin público visitante.


El partido no estuvo exento de agresiones entre los jugadores de ambos equipos.
Los dos conjuntos exhibieron de entrada una actitud conservadora, con un marcaje y presión personal en todo el terreno, lo que forzó numerosas faltas, al punto tal que en los primeros quince minutos vieron tarjeta amarilla dos jugadores del local y otros tantos del visitante.

Boca Juniors intentó jugar en terreno contrario con el propósito de impedir la salida de los "armadores" de River Plate, pero se expuso a las veloces escapadas de "Maxi" López, quien dio la primera emoción al partido ('17) cuando se despegó del marcaje de Nicolás Burdisso y su centro fue desviado por el portero local Roberto Abbondanzieri cuando Marcelo Gallardo entraba para anotar.

El único gol fue anotado por el zaguero Rolando Schiavi, a los 28 minutos, y le permitió a Boca mantener el invicto como local frente a su clásico rival en la Libertadores y extender la racha en el torneo continental ante los "millonarios" a 10 victorias, 5 derrotas y 6 empates.

El conjunto visitante, que quedó con nueve hombres por expulsión de Ariel Garcé ('42), se replegó en el segundo tiempo para tratar de evitar que el local incrementara la diferencia, por lo que el partido se hizo anodino, salvo algunas intentos solitarios en ataque de "Maxi" López o del local Antonio Barijho.

Al igual que la revancha del próximo jueves en el Monumental, el partido se jugó hoy sólo con público local para evitar hechos de violencia, pero terminó ofreciéndola dentro del campo de juego, con tres expulsados antes del final del primer tiempo.

A los '31 vieron la tarjeta roja Alfredo Cascini, del local, y Marcelo Gallardo, del visitante, que intentaron agredirse camino a los vestuarios generando una gresca en la que llevó la peor parte el arquero de Boca, Roberto Abbondanzieri, que sufrió un corte en el rostro producto de un golpe artero de Gallardo.

El partido se reanudó después de varios minutos y, a los '42, el que vio la roja fue Ariel Garcé, de River, por una falta fuerte cuando ya estaba amonestado.

El choque de ida fue dirigido por Claudio Martín, de floja tarea y se jugó en una Bombonera que no lució colmada.

Pese al hombre de más, Boca, defensor del título, no logró una ventaja clara de cara a la revancha, que se jugará dentro de siete días y en la que será más visitante que nunca.

El ganador de la llave enfrentará en la final del torneo al ganador de la que animan Sao Paulo de Brasil y Once Caldas de Colombia, que en la víspera igualaron sin goles en el estadio Morumbí.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores