F-1: Ferrari no canta victoria tras triunfo de Schumacher en Montreal

Jean Todt, jefe de la escudería, señala el GP de Indianápolis como punto de inflexión.

14 de Junio de 2004 | 16:05 | Reuters
MONTREAL, Canadá.- Luego de la victoria del alemán Michael Schumacher y de Ferrari en el Gran Premio de Canadá, Jean Todt, jefe de la escudería italiana, destacó la importancia del triunfo del domingo, a pesar de la hegemonía de su equipo en la Fórmula Uno.

"Esta carrera fue increíble", dijo Todt al analizar el triunfo del séxtuple campeón del mundo. "Fue una batalla de la primera vuelta a la última".

"Falta mucho por recorrer dado que recién después de Indianápolis habremos pasado la mitad de la temporada y enfrentamos a rivales fuertes y bien organizados", agregó el francés en referencia a la próxima carrera, que será en el famoso circuito estadounidense.

Los comentarios, antes de la descalificación de Williams y Toyota por problemas en sus sistemas de frenos, eran generosos. La escudería BAR sufrió una nueva explosión en el motor y McLaren volvió a demostrar que no está a la altura de los mejores.

El alemán Ralf Schumacher y el colombiano Juan Pablo Montoya, que terminaron segundo y quinto, respectivamente, con los autos de Williams perdieron sus puntos, al igual que el brasileño Cristiano da Matta, piloto de Toyota y que fue octavo.

La carrera del domingo demostró que el Gran Premio de Mónaco del mes pasado, ganado por el piloto italiano Jarno Trulli y Renault, fue un accidente. El Gran Premio de Estados Unidos que se correrá el fin de semana también podría favorecer a Ferrari.

"Tenemos un buen auto para todos los circuitos", explicó Schumacher.

Si Schumi hubiera apostado, el número siete habría salido siempre. El alemán marcó un récord al lograr su séptima victoria en Canadá, consiguió siete triunfos en ocho carreras este año, ganó su carrera 77 en la F1, y su séptimo título mundial parece algo inevitable.

Peor posición en la grilla

El domingo, el campeón del mundo largó sexto, en su peor posición en la grilla en lo que va del año.

El equipo italiano, con Ross Brawn como el cerebro de la estrategia, puede ganar aunque la mayoría de los competidores esté por delante del alemán en la grilla de partida.

Schumacher y Ferrari todavía tienen un buen camino por recorrer antes de obtener otra vez las coronas de la F1, pero la carrera del domingo hizo entender una vez más que el juego está terminado.

"Creo que todos tenemos mucho trabajo por hacer", declaró David Richards, jefe de equipo de BAR. "La situación este año es que nadie podrá achicar la diferencia de rendimiento, pero eso no significa que no habrá oportunidades de derrotar a Ferrari".

"Ellos perdieron en Mónaco en circunstancias extrañas, y hay que considerar que algo así puede volver a pasar durante el resto del año (...) Tenemos que esperar y asegurarnos de que cuando pase lo aprovechemos. Esa es la clave", agregó.

La descalificación de Ralf, además de darle a Ferrari el quinto uno-dos en ocho carreras, dejó a Jenson Button, piloto de BAR, en el tercer puesto. El británico sumó seis podios en las últimas siete competencias y está tercero en el Campeonato de Pilotos, a 26 puntos de Schumacher.

La descalificación de Toyota también benefició a otros equipos.

McLaren, que había sumado cinco unidades antes de la carrera del domingo, puso a sus dos autos en zona de puntos.

En tanto, Jordan ganó tres unidades cuando sus dos pilotos, los alemanes Timo Glock y Nick Heidfeld terminaron séptimo y octavo, respectivamente.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores