Eurocopa: República Checa ya está en cuartos de final

El equipo checo dio vuelta un increíble partido frente a Holanda (3-2) y se convirtió en el primer equipo en clasificar a la siguiente fase en Portugal.

19 de Junio de 2004 | 16:51 | EFE
AVEIRO.- La República Checa, con un derroche de ambición y una apuesta decidida por el fútbol de ataque, consiguió remontar un 2-0 adverso ante Holanda, se hizo con la victoria (3-2) y se convirtió en la primera selección clasificada para los cuartos de final de la Eurocopa de Portugal.

Holanda es la cruz de la moneda. Con sólo un punto después de dos partidos, está al borde del abismo. En la última jornada del Grupo D se enfrentará a Letonia, la selección más débil, pero sus esperanzas de estar entre los ocho mejores del torneo dependen ya de lo que suceda en el enfrentamiento entre alemanes y checos.

Los holandeses afrontaron el duelo con ánimo de revancha. Los checos les habían obligado a jugar la repesca para llegar a Portugal y los jugadores de Dick Advocaat querían resarcirse de aquella "humillación", pero volvieron a doblar la rodilla ante un rival que puede llegar muy lejos en esta Eurocopa.

Advocaat alineó hoy como titular a Clarence Seedorf, ausente ante Alemania por lesión, y también apostó por Arie Robben, que tampoco jugó contra los germanos. Holanda funcionó mejor que en su debut y no tardó en ponerse por delante.

Después de un aviso del "gigantón" checo Jan Koller en el segundo minuto de partido, una falta lanzada por Robben desde la derecha sirvió a Bouma para estrenarse como goleador con la camiseta de la selección holandesa.

El defensa del PSV Eindhoven, en el minuto 4, sorprendió a una despistada defensa checa, le gano la espalda y remató sin oposición, de cabeza, el medido centro de su compañero de equipo.

El equipo que dirige Karel Bruckner acusó el golpe. Anduvo a la deriva un buen rato, sin que nadie fuese capaz de dirigir las operaciones, ni Pavel Nedved, ni Tomas Rosicky, ni Karel Pobotrsky, y estuvo a merced de su rival durante un cuarto de hora, hasta que llegó el segundo tanto holandés en el minuto 19.

Lo firmó Ruud van Nistelrooy, que remató a placer un pase raso y cruzado de Robben tras una excelente jugada de ataque que inició Edgar Davids.

Entonces reaccionó la selección checa y Koller, después de una internada de Milan Baros, puso el 2-1 en el marcador con un disparo a puerta vacía. Se cumplía el minuto 23 y Bruckner hizo lo que muy pocos entrenadores se atreven a hacer.

Sacó del campo al lateral derecho de su equipo, Zdenek Grygera, y le sustituyó por Vladimir Smicer, un centrocampista ofensivo. El seleccionador checo se lo jugó todo a la carta del ataque.

Fue valiente y arriesgó, pero su "atrevimiento" dejó muy desprotegida la retaguardia de su selección y los holandeses dispusieron de varias ocasiones de gol antes del descanso, como un disparo a un poste de Davids en el minuto 41.

El segundo acto fue lo mejor que se ha visto en esta edición de la Eurocopa. Los checos, volcados al ataque dirigidos por Rosicky. Los holandeses, agazapados atrás y golpeando a la contra con Van Nistelrooy como estilete. Hubo ocasiones de gol para los dos bandos, jugadas espectaculares, paradas de gran mérito de los dos porteros y, en definitiva, fútbol de muchos quilates.

Los checos equilibraron la balanza en el minuto 71 con un golazo de Milan Baros, que "fusiló" a Van der Sar con un tremendo derechazo desde la frontal del área, después de un pase magnífico de Koller con el pecho

Holanda se quedó en inferioridad numérica en el minuto 75 porque Heitinga fue expulsado por doble amonestación, pero el equipo de Advocaat no se amilanó.

La selección checa tampoco dejó de luchar en la recta final del encuentro. No se conformó con el empate y buscó un premio mayor que estuvo a punto de conseguir con un disparo desde fuera del área de Nedved que se estrelló en el larguero de la portería holandesa (m.86).

Fue el preludio de la sentencia definitiva, que dictó Smicer con un gol marcado con la portería vacía en el minuto 88. El pase se lo dio Poborsky, tras aprovechar un rechazo del portero holandés después de un disparo de Heinz.

La República Checa confirmó esta noche en Aveiro que puede dar mucho que hablar en este torneo. Su demostración de fe y fútbol ante Holanda no puede ser fruto de la casualidad.

Ficha del partido

Holanda: Van der Sar; Heitinga, Stam, Bouma, Van Bronckhorst; Seedorf (Van der Vaart, m.86), Cocu, Davids; Van der Meyde (Reiziger, m.79), Van Nistelrooy y Robben (Bosvelt, m.59).

República Checa: Cech; Grygera (Smicer, m.24), Jiranek, Ujfalusi, Jankulovski; Poborsky, Galasek (Heinz, m.62), Rosicky, Nedved; Baros y Koller (Rozehnal, m.75).

Goles: 1-0, m.4: Bouma. 2-0, m.19: Van Nistelrooy. 2-1, m.23: Koller. 2-2, m.71: Baros. 2-3, m.88: Smicer.

Arbitro: Manuel Mejuto González (ESP). Expulsó por doble amonestación al holandés Heitinga (m.77). Mostró tarjeta amarilla a su compañero Seedorf (m.9) y al checo Galasek (m.55).

Incidencias: partido de la segunda jornada del Grupo D de la Eurocopa de Portugal disputado en el Estadio Municipal de Aveiro ante unos 25.000 espectadores.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores