Masiva presencia latinoamericana en Wimbledon

Pese a las ausencias de cuatro jugadores argentinos -Nalbandián, Gaudio, Zabaleta y Calleri-, la presencia de tenistas latinoamericanos destaca en el Grand Slam británico.

20 de Junio de 2004 | 16:22 | ANSA
LONDRES.- El torneo de tenis de Wimbledon, que comenzará mañana con 17,4 millones de dólares en premios, posee un inédito operativo de seguridad y 18 jugadores latinoamericanos en su cuadro final, aunque con numerosas bajas internacionales.

La legión latinoamericana de moda en el circuito, la de Argentina, tendrá cuatro bajas, una lista liderada por David Nalbandián, finalista de 2002 y Gastón Gaudio, flamante campeón de Roland Garros, que completan Agustín Calleri y Mariano Zabaleta.

Otras figuras ausentes por problemas físicos son el brasileño Gustavo Kuerten y el estadounidense Andre Agassi, ambos por lesiones en la cadera, el español Rafael Nadal, con un problema muscular en el pie y las belgas Justine Henin-Hardenne y Kim Clijsters, números uno y dos del mundo en el ranking femenino.

El ganador masculino de singles recibirá este año alrededor de 1.1 millones de dólares, cerca de 80 mil dólares más que el que se adjudicó Roger Federer, campeón en 2003, al tiempo que la ganadora femenina recibirá poco más de 1 millón de dólares.

Justamente Federer, cabeza de serie número uno, abrirá la jornada de mañana a las 13 locales en el court central con el joven británico Alex Bogdanovic, seguido por el partido entre el ruso Mikhail Youzhny (31) con el croata Goran Ivanisevic, ganador en el All England el 2001.

Por su parte, el argentino Guillermo Coria, cabeza de serie número tres, finalista en la última edición de Roland Garros y que sorprendió al jugar hoy la final de Holanda, también en césped, jugará mañana en el último turno de la cancha 1 con el estadounidense Wesley Moodie, en tanto el australiano Lleyton Hewitt (7), que perdió la final de Queen’s con el estadounidense Andy Roddick, enfrentará al austríaco Jurgen Melzer.

En tanto, en la cancha 9, el otro argentino que jugará mañana, José Acasuso, se medirá con el austríaco Stefan Koubek en un partido difícil para el latinoamericano, por la experiencia del segundo en las superficies de hierba.

También jugarán mañana los españoles Juan Carlos Ferrero (6) y Carlos Moyá (9), el primero contra el francés Julien Boutter, mientras que el mallorquín se verá las caras con el también francés Olivier Patience.

En el cuadro femenino, también en la cancha central, la rusa Anastasia Myskina, preclasificada número dos y reciente ganadora en Roland Garros, enfrentará a la eslovaca Lubomira Kurhajcova, mientras que Venus Williams, dos veces ganadora en Wimbledon (2000 y 2001) pero que viene de un año de lesiones, jugará con la suiza Marie Gayanay Mikaelian.

En la cancha dos, la estadounidense Martina Navratilova, ocho veces campeona en singles en el césped de Londres y la más veterana del circuito, regresa en esa categoría al All England, ante la colombiana Catalina Castaño, salida de la qualy.

En tanto, la única argentina que jugará el lunes, Gisela Dulko, entrará a la cancha 18 en el segundo turno, ante la joven serbia Jelena Dokic.

Por primera vez en la historia del tradicional Grand Slam, las medidas de seguridad serán supervisadas por Scotland Yard, ante el temor de eventuales atentados de grupos vinculados con Al-Qaeda.

Se espera que el alto comisionado para la Policía británica, sir John Stevens, anuncie mañana las medidas que se pondrán en marcha para evitar ataques dentro del predio del torneo, el más tradicional del circuito de tenis profesional.

El torneo tendrá alrededor de 687 partidos, entre singles, dobles y otras categorías, contará con 330 jueces de línea o "umpires" y tendrá a 206 "ball boys" entrenados durante meses para abastecer a los más de 620 jugadores en competencia.

Se estima que durante las dos semanas que dura el campeonato, se comerán alrededor de 12.000 kilos de salmón ahumado y unos 28.000 kilos de las tradicionales frutillas inglesas con crema.

Además, se servirán entre 150 y 200.000 copas de la bebida inglesa Pimms, la más tradicional del país y preferida por la reina Isabel II.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores