Eurocopa: La muerte de un hincha inglés es la nota más triste

Un inglés de 27 años falleció en la madrugada a manos de un hincha croata en Lisboa.

22 de Junio de 2004 | 08:47 | EFE
LISBOA.- La muerte en la madrugada de hoy de un aficionado inglés de 27 años es la nota más triste de una Eurocopa en la que se habían registrado, hasta ahora, incidentes de poca consideración protagonizados mayoritariamente por seguidores británicos.

El joven inglés que perdió la vida cerca de la céntrica plaza lisboeta de Rossío a manos de un ciudadano ucraniano es la primera víctima de un campeonato en el que los incidentes más relevantes tuvieron lugar en la localidad de Albufeira, en el sur del país.

El ya famoso aficionado inglés Garry Mann, bombero de profesión, encabezó en esa población turística una noche de desórdenes el pasado martes día 15, al incitar a otros "hooligans" a atacar a las fuerzas del orden portuguesas.

Las detenciones de ciudadanos británicos en el Algarve alcanzaron el medio centenar, la mayoría de los cuales fue a parar a la cárcel a la espera de juicios sumarios o fueron deportados hacia su país.

Los disturbios enfrentaron a la policía con varios centenares de hinchas ingleses, muchos de ellos ebrios, y en ellos resultaron heridas 16 personas, ninguna de ellas de gravedad, y otras 14 fueron detenidas.

En los mismos incidentes del Algarve también fueron detenidos un ciudadano ruso y otro portugués, después absueltos de los delitos que se les imputaban, y otros 4 británicos se ofrecieron a salir voluntariamente de Portugal, a donde no podrán regresar en un plazo mínimo de un año.

Días más tarde, dos hinchas ingleses fueron agredidos en una discoteca de la capital portuguesa y necesitaron atención hospitalaria.

La policía portuguesa tuvo que acudir esa misma noche a la zona de recreo situada en el puerto marítimo de Lisboa, debido a los desórdenes entre ingleses.

A parte de estos incidentes menores, ocurridos lejos de los estadios donde tuvieron lugar los partidos, la Policía de Seguridad Pública (PSP) confiscó a un ciudadano ruso 169 entradas destinadas a la venta ilegal.

La PSP detuvo también en Leiria, 130 kilómetros al norte de Lisboa, a un aficionado portugués con 130 entradas para el Croacia-Francia, que pretendía revender de forma ilegal.

La venta ilegal de entradas es el mayor problema al que se enfrentaron los agentes portugueses, que ya en la primera semana de Eurocopa confiscaron 427 localidades.

Por esta razón han sido detenidos ya cerca de 100 personas y expulsado del país un inglés, condenado a pagar una multa de 1.200 euros, y cinco alemanes, cuatro dos los cuales abandonaron Portugal de manera voluntaria.

Además, unas mil personas fueron rechazadas en la frontera del río Caya, entre la ciudad española de Badajoz y la lusa de Elvas, desde la supresión temporal de los acuerdos de Schengen, con motivo de la celebración de la Eurocopa de 2004.

La UEFA anunció la apertura de una investigación acerca del comportamiento de los hinchas croatas, que entonaron canciones racistas y saludos al estilo nazi durante los partidos de su equipo. A pesar de todos estos incidentes, el director de operaciones de la UEFA, Martin Kallen, destacó el comportamiento cívico de los aficionados en lo que va de campeonato.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores