Eurocopa: Alemania quedó fuera tras caer con República Checa

Los checos se anotaron su tercer triunfo consecutivo tras vencer por 2-1 a los germanos.

23 de Junio de 2004 | 16:38 | Agencias
Eurocopa
Los alemanes no pudieron con una formación suplente de los checos.
LISBOA, Portugal.- Alemania quedó eliminada de la Eurocopa Portugal 2004 tras caer 2-1 ante República Checa en la jornada que puso fin al grupo D y a la primera fase del torneo del Viejo Continente.

El resultado, más el triunfo de Holanda por 3-0 sobre Letonia, dejó a los alemanes fuera de la fase final, junto a otros favoritos como Italia y España.

Los goles del partido fueron anotados por Ballack (21'), Heinz (30') y Baros (77').

Parece que da igual quien juegue en el equipo checo. Karel Bruckner sí que revolucionó su alineación. Hasta nueve titulares se quedaron en el banco después de haber hecho los deberes en las dos primeras jornadas y haberse garantizado incluso la primera plaza del grupo. El resultado fue el mismo que ante Letonia y Holanda, victoria. Ha sido la única selección que ha logrado tres victorias en tres partidos.

El equipo germano estaba obligado a salir con el cuchillo en la boca. Una victoria le metía en cuartos, mientras que el empate le llevaba a depender del otro partido del grupo.

Pero el primer susto se lo llevó Oliver Kahn, que además de estar a punto de recibir un gol a los cuatro minutos, resultó dañado tras un encontronazo con un jugador checo, pero el problema no pasó a mayores.

Pese a la necesidad de marcar, a Alemania le costó meterse en el partido y sólo un fallo del jugador del Mónaco Jarolav Plasil le ayudó en el intento. Una pérdida de balón del jugador checo fue aprovechada por Michael Ballack para, de un potente disparo desde fuera del área, abrir el marcador.

El camino hacia los cuartos de final parecía abierto: un gol a favor, ante un equipo ya clasificado y que estaba repleto de suplentes. Todo parecía favorable, hasta que, en un magistral lanzamiento de falta de Marek Heinz, el balón se coló por la escuadra de Kahn. Casi a la par de este gol, Holanda marcaba ante Letonia, lo que suponía que los alemanes se quedasen momentáneamente fuera de la Eurocopa.

Sin presión alguna, hasta el final de la primera parte los checos manejaron bien el partido tras el gol que significaba el empate, mientras que Alemania seguía atascada, sin soluciones para quebrantar el orden del que hacía gala su rival de medio campo hacia atrás.

La segunda parte volvió a comenzar con susto para Kahn. En esta ocasión, cuando el balón apenas se acababa de poner de nuevo en movimiento, Vratislav Lokvenc pudo adelantar de nuevo a su equipo, pero el meta alemán detuvo, en dos tiempos y con dificultades, su lanzamiento.

Ante la obligación de marcar, el reloj comenzó a correr rápido para Alemania. Aunque su empuje era mayor, su juego no mejoraba y hasta la fortuna le dio las espalda al equipo de Rudi Voeller. En la que fue la mejor jugada teutona, Ballack estrelló el balón en el poste y, en el rechazo, Bernd Schneider lanzó a las manos del meta checo, pese a la cómoda posición del atacante alemán.

Poco después, en otra triple ocasión, primero un defensor checo sacó de cabeza el balón casi desde la misma línea de gol, mientras que las dos siguientes la intervención del meta Blazek resultó providencial.

Las llegadas alemanas al área rival se sucedían con cierto peligro, pero sin remate, una virtud que sí que tuvo la República Checa, que por medio de Milan Baros apuntilló a Alemania al resolver un contragolpe en el que superó la resistencia de tres adversarios para marcar y que, aunque en una primera instancia detuvo Kahn, en el rechace ya no pudo hacer nada por evitar el tanto.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores