Eurocopa: El año negro de Beckham

El capitán de la selección inglesa y uno de los galácticos del Real Madrid, no ganó nada importante con el equipo merengue, llenó portadas por sus supuestas infidelidades y ayer desperdició un penal que podría haber cambiado el destino de sus selección en la Eurocopa.

25 de Junio de 2004 | 10:52 | DPA

El ídolo busca respuestas.
LISBOA.- La estrella de David Beckham sufrió un fulminante apagón en la Eurocopa, donde erró un penal en la tanda decisiva ante Portugal para cerrar con el peor broche un año negro.

Todo le fue mal al "crack" inglés. No ganó nada importante con el Real Madrid, pasó un año torturado por los rumores sobre infidelidades y fue incapaz de arreglar la temporada en la Eurocopa, donde pasó con más pena que gloria.

Pero, fiel a su personalidad, Beckham asumió hoy el reto de levantarse después de la estruendosa caída, después de todas las críticas recibidas. "Soy una persona fuerte. Cada vez que alguien me critica, me levanto para luchar. Ese es el tipo de persona que soy", indicó.

Beckham deberá probar de nuevo el grado de fortaleza mental que posee, que debe ser rocosa para afrontar estos tiempos tormentosos. El gran remate a su mala temporada sucedió el jueves, cuando se dispuso a iniciar la tanda de penales a la que quedó abocado el encuentro de cuartos de final jugado ante Portugal después de finalizar la prórroga con empate a dos goles.

El capitán inglés resbaló antes de patear y mandó el balón a las nubes. Después, se paró para observar, con incredulidad, las marcas dejadas por su bota en el césped. Pero nada iba a cambiar ya ese fatídico momento.

Fue el segundo penal errado en esta Eurocopa después de aquel que le detuvo el francés Fabian Barthez en la jornada inaugural del torneo. Ese lanzamiento se produjo cuando Inglaterra ganaba por 1-0, y pudo ser la sentencia. Pero Francia venció a la postre por 2-1.

La secuencia vivida el jueves en Lisboa fue una copia de aquella presenciada el 11 de octubre de 2003, en el encuentro de clasificación para la Eurocopa jugado ante Turquía. Beckham se dispuso a lanzar un penal y patinó sobre el césped antes de golpear. El balón se marchó diez metros por encima del larguero. Le salvó que el empate final sin goles clasificaba a Inglaterra, aunque las críticas arreciaron.

La actuación de Beckham en la Eurocopa fue similar a la que tuvo en los cuatro últimos meses con el Real Madrid: intrascendente. Además, su protagonismo en la selección se vio inusualmente eclipsado por la irrupción del fascinante delantero Wayne Rooney, una de las sensaciones del torneo.

Aún así, Beckham ha demostrado que está hecho de una madera especial y hoy se le vio dispuesto a dar la cara. "Soy el capitán de Inglaterra y no voy a renunciar a mi posición. Estoy orgulloso de serlo y estoy seguro de que esta selección conseguirá éxitos", manifestó, al tiempo que planteó su próximo objetivo: estar en el Mundial de Alemania 2006.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores