Eurocopa: Francia dijo adiós al bicampeonato y a una época dorada

La actual selección gala se transformó en uno de los mejores equipos europeos gracias a su triunfo en el Mundial de 1998 y la Eurocopa de 2002.

26 de Junio de 2004 | 12:29 | DPA
LISBOA/FARO.- La derrota del viernes ante Grecia supuso para Francia algo más que la eliminación de la Eurocopa de Portugal. La noche negra de Lisboa simbolizó la caída de un imperio, el fin de la era dorada del fútbol francés.

Las caras de los Zidane, Lizarazu, Desailly y compañía al final del partido lo decían todo. Abatidos, hundidos, sin explicaciones, sin razones. Robert Pires confesó que nadie dijo una sola palabra en el vestuario después de la derrota. "¿Qué se puede decir?", se preguntó el centrocampista del Arsenal.

La estrepitosa eliminación en el Mundial 2002 hizo saltar la alarma, y la eliminación ante Grecia en un torneo en el que Francia nunca llegó a jugar bien, fue la confirmación: "les bleus" necesitan una renovación.

La maravillosa generación que conquistó el Mundial 98 y la Eurocopa 2000 está lista para ser licenciada. Didier Deschamps y Laurent Blanc ya lo hicieron, Marcel Desailly disputó ante los griegos su último partido internacional, y otros seguirán probablemente muy pronto.

Los casos más evidentes son los del lateral Bixente Lizarazu, que ya acumula 34 años, Fabien Barthez y Lilian Thuram, los dos con 32 años, y Robert Pires, que suma 31.

La gran duda es Zinedine Zidane. Es el gran líder de la gloriosa generación, pero a sus 32 años no brilló en el torneo y suscitó dudas sobre su rendimiento futuro, ahora que quedan dos años hasta el Mundial de Alemania.

Si ellos solos no dejan paso, es posible que sea el nuevo seleccionador el que los jubile forzosamente.

Jacques Santini, que se marcha de la selección con una mancha en su currículum vitae, ya anunció antes del torneo que se iría al Tottenham. Ahora la Federación Francesa (FFF) busca un entrenador que tenga el valor de tomar decisiones drásticas con algunos nombres que ya están en la inconografía francesa.

El técnico que más suena es Jean Tigana, un hombre que con su espectacular pasado tiene crédito suficiente para hacer y deshacer a su antojo. Tigana fue el fiel escudero de Michel Platini en la gran Francia campeona de Europa en 1984 y semifinalista en los mundiales de 1982 y 1986.

Sea quien sea su sucesor, Santini no quiso allanarle el camino para los cambios tras la derrota con Grecia. "No me corresponde a mí decir si con este partido se acaba una generación. Les corresponde al próximo entrenador y a los jugadores analizarlo, y la respuesta la darán los partidos".

Los jugadores, por el momento se reservan su opinión sobre nombres, pero dejan claro que algo tiene que cambiar. "No podemos seguir así", afirmó Zidane, la voz que Francia más escucha en cuestiones de fútbol.

Pires descarta que sea necesaria una "revolución" en el equipo, y se decanta por cambios más naturales. "Tenemos jugadores que lo van a dejar y un nuevo entrenador, así que todo va a cambiar solo".

"Ahora les toca a los de arriba", aseguró por su parte Claude Makelele en referencia a la FFF. En la Federación estarán puestos los ojos de los aficionados "bleus", que ya sueñan con que aparezca otra generación como la que dominó con gran superioridad el fútbol mundial en casi la última década.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores