González entró a la historia olímpica con un bronce

El tenista chileno superó en un extenuante encuentro al estadounidense Taylor Dent por 6-4, 2-6 y 16-14 y se quedó con la presea de bronce de los singles.

21 de Agosto de 2004 | 13:34 | El Mercurio en Internet

SANTIAGO/ATENAS.- El tenista Fernando González (21° de la ATP) conquistó la primera medalla oficial para el deporte chileno en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y aseguró tres preseas para la delegación nacional tras derrotar al estadounidense Taylor Dent (28°) y conseguir el bronce en los singles.

González debió bregar en un extenuante partido y emplearse a fondo, tanto física como tenísticamente, para derrotar a Dent por 6-4, 2-6 y 16-14, con tres horas y 25 minutos de juego.

Todo comenzó bien para el chileno, que felizmente no acusó problemas en su tobillo derecho que se esguinzó ayer en el duelo ante Mardy Fish. Con un quiebre en el tercer juego, González tomó ventaja en la manga y la cerró en 53 minutos, sin que Dent tuviera siquiera una oportunidad de dar vuelta el partido.

Luego González se entrampó en su juego y con los jueces de línea, que con algunos cobros dudosos sacaron del juego al chileno. Dent quebró en dos oportunidades, en el sexto y octavo games, para ganar la segunda mini batalla por 6-2 en 31 minutos.

González seguía cuesta abajo, especialmente con su servicio y eficacia de éste. La progresión de la efectividad fue de 84% a 61% y luego a 56%, mientras Dent no bajaba del 73 y con 11 aces a lo largo del match.

Pero la manga definitoria comenzó a favor del chileno, con un quiebre del saque de Dent, pero González desperdició la oportunidad y entregó el suyo enseguida. González volvió a quebrar en el quinto juego y en el noveno tuvo un punto de partido, pero no lo pudo cerrar. Tampoco lo hizo con su servicio, llegó a estar 30-0, pero dos doble faltas "ayudaron" al norteamericano a igualar la cuenta 5-5.

Y de ahí se fueron juego a juego, golpe a golpe, saque a saque. Estando 14-14, Dent tuvo dos puntos de quiebre para luego ir a cerrar el partido con su mejor arma, pero el chileno salvó y sacó adelante su tarea.

Los dioses de Olimpo tenían otra decisión tomada. González tuvo una chance de quiebre y la aprovechó con un revés fuerte al medio.

El bronce llegó al game siguiente, con una ventaja de 40-15 y un González más que motivado. Después llegó el puño derecho en su pecho, la sonrisa a De la Peña, las pelotas de regalo al público.

Fernando González pudo con todo, con una lesión, con el cansancio, consigo mismo y con su rival. Ya puede estar tranquilo, llegó a Atenas para no irse con las manos vacías, y ya se aseguró dos medallas. Ojalá la próxima sea de oro.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores