Hijas le lloran a Maradona para que no vaya a Cuba

Sigue el tango en la vida del ex astro del fútbol. Toda la familia quiere retenerlo en Argentina.

13 de Septiembre de 2004 | 18:34 | ORBE
BUENOS AIRES.- El ex astro del fútbol argentino, Diego Maradona, quiere irse a Cuba a toda costa pero sus hijas "le pidieron llorando" que no se fuera, según declaró su hermano Raúl.

"Nosotros estamos haciendo todo lo posible para retenerlo", subrayó "Lalo" Maradona en el canal de televisión América, en la noche del domingo.

"Mis padres, los hermanos, Claudia (la ex esposa de Maradona), las hijas, todos queremos que se quede acá", agregó el hermano del "10", quien suele oficiar como vocero de su familia.

Luego dijo: "Las hijas de Maradona le pidieron llorando que no se vaya, especialmente Giannina. (La otra hija se llama Dalma). Y él les respondió que se iba a ir igual, que cuanto más rápido se vaya, más rápido iba a regresar".

Raúl Maradona dio a entender que tanto él como su familia dudan que Cuba sea un centro seguro que permita la rehabilitación de su hermano por su adicción a las drogas, lo que derivó en problemas cardíacos y pulmonares.

"Si yo firmo, quiero que sea para un tratamiento seguro", agregó.

La firma de los familiares del "Pelusa" para que pudiese viajar es un requisito impuesto por la justicia, que vence este martes. A partir de ese día, Maradona es libre de poder viajar a donde quiera.

Los parientes acudieron a la justicia ya que según su visión, Maradona no está en su sano juicio para resolver sobre su futuro.

Antes de mayo pasado, donde en Argentina tuvo una recaída por su adicción, Maradona estuvo residiendo en Cuba unos cuatro años, sin dar señales claras de que superó su enfermedad.

El ídolo de la afición trasandina, de 43 años, y capitán de la selección de Argentina campeón mundial en 1986 en México y subcampeón en 1990 en Italia, está internado en un instituito neurosiquiátrico en las afueras de Buenos Aires.

Su salud, que lo dejó al borde de la muerte en mayo pasado, sufrió el sábado último un nuevo contratiempo, ya que tuvo un alto estado febril agravado por una complicación pulmonar.

"Diego está buscando una ayuda y nosotros queremos salvarlo", dijo su hermano Raúl.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores