De la Hoya y Hopkins chocan en Las Vegas

En la pelea de esta noche estará en juego el título mediano unificado de los principales cuatro organismos del boxeo mundial.

18 de Septiembre de 2004 | 10:42 | ANSA
LAS VEGAS.- Bernard Hopkins y Oscar de La Hoya animarán hoy la denominada "Pelea del Año" en Las Vegas, que agotó las 16.000 entradas, de 350 a 1.700 dólares, y recaudó 1,4 millón de dólares por el sistema pague por ver sólo en Estados Unidos.

Hopkins y De La Hoya cobrarán cerca de diez millones de dólares cada uno como bolsa, pero además estará en juego la gloria y el título mediano unificado de los principales cuatro organismos del boxeo mundial.

De La Hoya viene de conquistar en junio el título mediano de la OMB ante el alemán Felix Sturm, pelea en la que no sólo consiguió su sexta corona en distintas categorías sino que además él mismo consideró como la medida para saber en qué condiciones llegaría al combate ante Hopkins.

No le fue muy bien, en realidad, pues se impuso ante Sturm con dificultad y por puntos en un fallo reprobado por el público y, además, debió recurrir a un cirujano plástico para disimular los efectos de los golpes en su rostro, que comprometían su nuevo rol de presentador televisivo.

A esa profesión deberá dedicarse después de esa pelea, según pronosticó Hopkins, que prometió retirarlo del boxeo, que reina en el CMB, la AMB y la FIB, y en los medianos desde 1995 y quien, además, está invicto desde 1993, cuando cayó ante Roy Jones en su primer intento por alcanzar la corona.

Desde que se consagró campeón, Hopkins, de 39 años y ex presidiario (pasó cinco años a la sombra por robo), disputó 18 combates titulares y ganó todos con absoluta claridad, incluso el que mantuvo ante el puertorriqueño Félix Trinidad, vencedor de De la Hoya y retirado tras chocar con Hopkins.

Hopkins prometió que al igual que Trinidad, también De la Hoya no volverá a boxear después de pasar por él: "Le daré tantos, pero tantos golpes que tendrá que dedicarse a otra cosa".

"Hace tres años que espero por él. Sabía que antes o después nos cruzaríamos. De La Hoya es un dead man walking (como se conoce a los condenados a muerte) y después de esta pelea entenderá que no tiene caso seguir en esta profesión", aseguró.

Según Hopkins "el padre de Oscar, Joel, tendrá que subirse al ring para pedirme que no le pegue más a su hijo. De todos modos quiero agradecerle a Oscar por tener el coraje para pelear conmigo, el mejor mediano desde Marvin Hagler y Roberto Durán", completó.

"Creo que la diferencia está en el hambre de gloria de ambos. Yo todavía tengo mucha, en cambio él es rico y desganado. Esto no es como los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 (en los que De La Hoya conquistó el oro). Esto es más duro", agregó Hopkins.

"Yo ya superé a un guerrero como Trinidad, un boxeador ante el cual me saco el sombrero. Mañana (hoy) repetiré aquella actuación. Seré como un camaleón, le cambiaré el plan de pelea y lo lastimaré mucho antes de noquearlo", anticipó.

De La Hoya respondió con pocas palabras a las bravuconadas de su rival: "Me entrené duro por once semanas y creo que serán suficiente. Tengo el corazón y la determinación necesarias para ganar este combate".

"Se que esta pelea me demandará una energía y una capacidad de absorción que ninguna otra me haya demandado, pero les digo que crean en mí y tengan confianza", completó el estadounidense de origen mexicano.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores