Golf: Pésimo comienzo de Estados Unidos en Copa Ryder

Se han jugado cuatro partidos en la modalidad de "fourball" y los cuatro de "foursomes" y Europa logró una diferencia de 6,5 por 1,5, la más amplia en 29 años.

18 de Septiembre de 2004 | 11:12 | DPA
DETROIT, EE.UU.- El shock se podía contemplar en la cara de un desesperado Tiger Woods, ex número 1 mundial. Europa apabulló a Estados Unidos en la primera jornada de la Copa Ryder, en la que logró una ventaja de 6,5 por 1,5.

Tras cuatro partidos en la modalidad de "fourball" y los cuatro de "foursomes", Europa tiene la mayor ventaja de los últimos 29 años tras la primera jornada.

Hoy se jugará de nuevo con los mismos formatos, y mañana 12 partidos individuales cerrarán el choque más espectacular del golf profesional a nivel mundial.

"Fue un comienzo extraordinario", dijo Langer, capitán del equipo europeo, quien pareció hacer lo correcto al dejar jugar a los mejores jugadores europeos del momento en la sesión de "fourballs".

La debacle estadounidense, anfitriones del torneo, comenzó con la derrota del dúo formado por Phil Mickelson, cuarto del ranking mundial, y Tiger Woods, segundo, que cayó derrotado sin paliativos por el escocés Colin Montgomerie y el irlandés Padraig Harrington en el primer partido de "fourballs".

"Pasaremos a la historia pero en sentido negativo. Habría apostado todo a que los dos conseguirían algo", dijo el capitán estadounidense Hal Sutton, lamentándose de la amplia ventaja con la que cuenta ya Europa y de las dos derrotas de Woods. Apenas podía justificar la debacle del "viernes negro". "Todos querían ver a los mejores jugadores de Estados unidos en un mismo equipo y ellos también querían demostrarlo".

Pero después de la derrota de Mickelson y la superestrella Woods, que ante 38.000 espectadores empeoró su ya de por sí mal balance en la Ryder con sólo 5 victorias, 10 derrotas y 2 empates, sus compañeros Tom Kite, Ben Crenshaw y Curtis Strange también fracasaron.

Un solitario Tiger Woods, que pasa por uno de sus peores momentos de su carrera tras perder el número 1 recientemente tras cinco años, fue incapaz de mostrar el espíritu de equipo necesario en una competición como la Ryder. Se mostró como una estrella que no se ajusta a un patrón de juego, que no acepta órdenes en un campo de juego y que sólo sigue sus propios intereses.

Su forma de ser no le ha reportado amigos en el mundo del golf. No es un secreto que todos los jugadores estadounidenses tienen problemas para jugar con él en pareja. La escena del viernes lo demostraba: Mickelson, que ha criticado en varias ocasiones a Tiger, y Woods apenas intercambiaron palabras durante su partido.

Las consecuencias no se han hecho esperar. Sutton reaccionó: quitó a Mickelson para los partidos de hoy y Tiger seguirá jugando con otra pareja.

Después de la mala actuación de Tiger, el norirlandés Darren Clarke y el español Miguel Angel Jiménez se impusieron por 5 y 4 a Davis Love y Chad Campbell, mientras McGinley y Luke Donald (Irlanda/Inglaterra) empataron con Chris Riley y Stewart Cink.

Por su parte, el español Sergio García y el inglés Lee Westwood vencieron a David Toms/Jim Furyk por 5 y 3.

En la modalidad de "fourball", cada hoyo lo juegan dos jugadores de cada equipo, pero cada uno juega su propia bola. El hoyo se lo anota el equipo cuyo jugador haga menos golpes.

Después se jugaron cuatro enfrentamientos de "foursomes", en los que compiten dos equipos de dos jugadores cada uno. En esta modalidad, cada pareja juega con una sola bola, que golpea alternativamente cada miembro de la pareja. Es decir, entre los dos tienen que intentar hacer los menos golpes posibles en un hoyo.

Y en esta modalidad, Europa volvió a mostrar un dominio apabullante. Chris DiMarco y Jay Haas lograron la única victoria de la jornada para los estadounidenses, al imponerse por 3 y 2 a Jiménez y al francés Thomas Levet. Pero Montgomerie y Harrington mantuvieron la buena racha de los europeos al batir por 4 y 2 a Davis Love y Fred Funk.

Darren Clarke y Lee Westwood se impusieron nuevamente a Woods y Mickelson por 1 up, mientras que Sergio García y Luke Donald superaron a Kenny Perry y Stewart Cink por 2 y 1 para establecer el 6-5-1,5 con el que se cerró la jornada.

La Copa Ryder se disputa en su edición 35 desde hoy y hasta el 19 de septiembre y los jugadores estadounidenses, al igual que los europeos, recibirán 2,6 millonán obligados a destinarlo a un buen fin.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores