Massú pone la primera piedra al sueño del Grupo Mundial

El número uno chileno aplastó sin apelación a Gouichi Motomura, con parciales de 6-1, 6-1 y 6-1, en el primer punto disputado por el repechaje de Copa Davis.

24 de Septiembre de 2004 | 12:59 | Felipe Vásquez, enviado especial a Viña del Mar
Reviva el partido

VIÑA DEL MAR.- La primera prueba para el equipo chileno en el repechaje de Copa Davis, fue fácilmente superada esta mañana por Nicolás Massú (10°), que destruyó al segundo ranqueado japonés, Guoichi Motomura (288°), con parciales de 6-1, 6-1 y 6-1.

Una hora y 35 minutos demoró el campeón olímpico para dejar fuera a un jugador de nivel notablemente inferior, que nunca llegó a complicar con un juego básico y apenas pudo ganar tres juegos a lo largo de todo el partido.

Con un Club Naval de Campo Las Salinas absolutamente repleto, Massú dominó de principio a fin, contestando con eficiencia a través de su revés, para siempre finiquitar con su derecho, arma contra la que Motomura nunca encontró solución.

El japonés abrió con su servicio el primer set y consiguió sorpresivamente llevarse el juego dejando en cero a Massú, pero aquel no fue un anticipo de nada, pues de ahí en más Massú comenzó a barrer. Y ni siquiera mostrando su mayor esfuerzo, ya que apenas en dos ocasiones superó los 200 kilómetros por hora con su servicio, pero con el suficiente oficio para amarrar la primera manga por 6-1, en apenas 28 minutos de juego.

Motomura apenas mostraba un juego correcto. Contestaba lo que debía contestar, pero cuando Massú aceleraba con pelotazos de fondo, simplemente no podía resolverlo. El asiático tampoco exageró sus errores no forzados –incluso tuvo menos que Massú 40 a 47-, porque sus equivocaciones llegaban cuando el viñamarino se lo proponía.

El segundo set tuvo características similares. En otros 38 minutos de juego, Massú imitó el resultado de la primera manga, quebrando otra vez dos veces el servicio de su rival. Motomura se notaba incómodo sobre la arcilla, superficie incómoda para su juego de rápida resolución. Cada peloteo medianamente largo era sentido como una maratón por el asiático, muy lejos de poder equiparar el juego físico de Massú.

El trámite del tercer set Massú lo cumplió en otros 29 minutos de acción, cerrando una jornada en la que el público no pudo vibrar con un duelo emocionante, pues desde los primeros raquetazos quedó en evidencia que sería una jornada casi distendida para el "top ten" nacional. Aún así, los presentes vitorearon cada uno de los 7 aces del chileno y sus 25 tiros ganadores, una leve muestra de lo que había exhibido en Atenas. Todos quedaron satisfechos.

"Es lo que esperábamos", decía el técnico de Massú, Patricio Rodríguez, tras el partido. Una frase que representó el sentimiento de cada uno de los presentes en el Court Central de Las Salinas, donde el trámite simple del partido no apagó el efusivo grito de victoria emanado desde las tribunas al cierre del cotejo.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores