La NBA comienza sin un gran favorito

Hace muchos años que la máxima competencia de baloncesto estadounidense no se iniciaba con tan variados pronósticos, con un amplio grupo de candidatos que encabezan los Spurs, los Pistons y los Rockets.

01 de Noviembre de 2004 | 13:25 | DPA


LOS ANGELES.- Un solo anillo y muchos pretendientes. Mañana comienza la nueva temporada de la NBA, la mejor liga de baloncesto del mundo, con los San Antonio Spurs ligeramente por delante de un grupo de candidatos que integran también los Detroit Pistons y Houston Rockets.

Hacía muchas temporadas que la NBA no comenzaba sin un favorito claro, una vez desmantelado el "Dream Team" de Los Angeles Lakers, que en las dos últimas temporadas no confirmó su favoritismo y cedió ante San Antonio y Detroit.

Con el fichaje de Shaquille O’Neal por los Miami Heat, la marcha del entrenador más laureado, Phil Jackson, y la de otros jugadores como Rick Fox y Gary Payton, los Lakers comienzan una nueva era sustentados en Kobe Bryant como única figura, bien rodeado de otros jugadores de gran nivel como Lamar Odom, Brian Grant y Caron Butler, todos procedentes de Miami y que entraron en el traspasado de O’Neal.

Aunque debilitado, los Lakers están en ese grupo de favoritos, que lidera con escasa ventaja San Antonio Spurs y al que se suman los Heat, que ahora con "Shaq" aspiran a todo.

Pero nadie se olvida de los actuales campeones, los Detroit Pistons de los Wallace, Ben y Rasheed, que encabezan el mejor equipo de la Conferencia Este y mantienen el mismo bloque.

"Lo hicimos muy bien trabajando duro y todos juntos", explica la ausencia de cambios el jefe de operaciones de los Pistons, el ex jugador Joe Dumars, que junto al técnico Larry Brown diseña un equipo basado en la defensa, el sacrificio y el talento de Rasheed Wallace, Chauncy Billups y Richard Hamilton.

"No es un sistema de estrellas. Creo que es el último equipo como tal que existe", agrega Dumars.

En el Este, junto a Miami y Detroit, otro O’Neal puede también brillar. El pívot de los Indiana Pacers, Jermaine O’Neal, debe ser el líder que acerque a su equipo al anillo.

La Conferencia Oeste es una gran incógnita. El "egoísta" Kobe Bryant, tal como lo define Phil Jackson en su libro de reciente publicación, lidera a los Lakers, pero otros jugadores parece que tendrán más protagonismo.

Como el MVP de la NBA, Kevin Garnett, que quiere dar el gran salto y llevar a su equipo, Minnesota, al título con ayuda de los veteranos Sam Casell y Latrell Sprewell.

Los Dallas Mavericks refuerzan su equipo, liderado por el alemán Dirk Nowitzki, con el reboteador Erick Dampier a la espera de subir un escalón de calidad, aunque ha perdido a su base Steve Nash, que se marchó a Phoenix.

Pero San Antonio es el equipo más compacto y el que cuenta ya con la experiencia de haber peleado y ganado títulos. El argentino Manu Ginobili volverá aser una pieza fundamental, un complemento perfecto para Tim Duncan, el "jugador franquicia".

Los Houston del gigante chino Yao Ming también son candidatos a todo tras el fichaje de Tracy McGrady, el más importante después del de O’Neal. Mcgrady, máximo anotador de la liga hace un año, puede ser el complemento de Ming, que no para de crecer en su baloncesto.

Treinta equipos, con la nueva incorporación de los Charlotte Bobcats, se dividen en seis divisiones, en lugar de las cuatro que había hasta ahora, y pelarán por intentar quitarle el anillo a los Detroit Pistons.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores