Alex Ferguson, el "milenario" técnico del Manchester United

El escocés cumplirá mañana su partido 1.000 dirigiendo a los "Diablos Rojos", que en 18 años bajo su tutela han cosechado 24 títulos.

22 de Noviembre de 2004 | 11:52 | DPA
LONDRES.- Colecciona tantos títulos como ningún otro entrenador de fútbol del mundo y la reina de Inglaterra, Isabel II, le premió con la categoría de "Sir". Pero cuando mañana ante el Olympique de Lyon en Liga de Campeones cumpla 1.000 partidos al frente del Manchester United, sólo recordará su partido preferido.

Fue en mayo de 1999 en Barcelona en la final de la Liga de Campeones, cuando el Manchester recuperó el mayor trofeo del fútbol europeo al batir al Bayern Munich por 2-1.

"Esa final es el partido que nos distinguió, porque logramos la victoria de la nada", dijo Ferguson echando la vista atrás a sus 999 partidos en el banquillo de los "red devils".

En sus 18 años de reinado en Old Trafford, el Manchester United pasó de ser un equipo que luchaba por sobrevivir a uno de los clubes más ricos del mundo. Suma 24 grandes títulos, entre ellos ocho ligas inglesas y cinco Copas. Descubrió una generación de jugadores en la que destacan David Beckham, Ryan Giggs, Paul Scholes y los hermanos Neville, y los transformó en jugadores de talla mundial.

Pero por encima de todo, está su lema, que le acompaña desde hace 18 años y 999 partidos: "Nada ni nadie es más importante que el club".

Cuando vio que el "glamour" de Beckham sobrepasaba los límites del terreno de juego, no dudó en enfrentarse a él, con lanzamiento de un botín a su cabeza incluido, y en vender a la superestrella al Real Madrid. Los fans del Manchester ni siquiera protestaron por la venta de su ídolo. "Si Ferguson lo considera correcto, entonces es lo mejor para el equipo", aseguraba sin dudar la mayoría de los hinchas en el verano de 2003.

Con respeto, sus jugadores le llaman "The Boss" (el jefe) o "el secador", porque les grita a tan corta distancia que luego los futbolistas no necesitan ya gel para peinarse hacia atrás.

Con 62 años sigue, como siempre, llegando al campo de entrenamiento a las 7:30 de la mañana y trabaja 18 horas al día para el Manchester United, "el equipo que me acompaña desde mi niñez, al que amo".

No es ninguna casualidad que Ferguson se implicara en el proceso de adquisición del equipo por parte del multimillonario estadounidense Malcolm Glazer. Dos días antes de su aniversario dijo: "No queremos que el club quede en manos de cualquiera". El escocés se ponía así de parte de los aficionados, que quieren evitar por todos los medios que Glazer compre el club.

El contrato de Sir Alex concluye en 2006, pero él no piensa aún en dejarlo: "Nunca se sabe qué pasará cuando se superan los 60, pero en mi interior todavía arde el fuego".

En la Premier League el Manchester pasa por el peor comienzo de la temporada desde que está al frente del club, y está detrás del Arsenal y del Chelsea, que le arrebataron la supremacía del fútbol inglés en los últimos años.

El siguiente paso de Ferguson al frente de los "Red Devils" es rejuvenecer el equipo. Con Wayne Rooney, por el que se pagaron este verano 40 millones de dólares, el portugués Cristiano Ronaldo (ambos de 19 años) y el escocés Darren Fletcher (20), Ferguson quiere demostrar que no perdió nada de sus brillantez como técnico y que todavía puede transformar a prometedores talentos en estrellas mundiales.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores