Ignacio González está arrepentido tras agresión a árbitro

El portero argentino aseguró que llamó telefónicamente al juez Enrique Osses para pedirle disculpas, y además asumirá el castigo deportivo que le recaerá.

09 de Mayo de 2005 | 14:54 | ANSA
SANTIAGO.- El portero argentino de Unión Española, Ignacio González, dijo que está arrepentido del golpe de puño que dio al juez Enrique Osses, que podría provocarle una suspensión de 50 fechas y precipitar su retiro del fútbol.

González, quien declaró hoy una hora ante la justicia acusado de violar la Ley de Violencia en los Estadios, dijo que llamó telefónicamente al árbitro para pedirle disculpas por la agresión.

"Cuando iba bajando a camarines tras la expulsión me di cuenta lo que había hecho. Por supuesto que estoy arrepentido y por eso llamé telefónicamente al árbitro para darle mis excusas. Lamentablemente me salió su grabador, aunque le dejé mi mensaje", afirmó.

El ex arquero del seleccionado argentino fue dejado hoy en libertad por el juez de la causa, quien examinará las lesiones cervicales sufridas por Osses para decidir luego sobre la situación procesal de González.

"Fue una mala semana en lo personal y eso terminó por desembocar en lo que se vio en la cancha. En todo caso, no quiero justificarme con eso", contó González a Canal 13.

El golpe de González derribó en la cancha a Osses cuando se jugaba el primer tiempo del partido entre Unión San Felipe y Unión Española, que éste último perdió 2-1.

"No tengo problemas en ponerle el pecho al castigo que pueda venir", dijo González, de 33 años, cuando se le comentó que arriesga una suspensión de 50 fechas.

"Lo único que lamento es que el sacrificio que hizo mi familia para que yo volviera al fútbol en Chile termine de esta manera", sostuvo.

Tras la agresión, González fue detenido por policías quienes lo llevaron al juzgado de San Felipe cuyo magistrado, Jorge Alfaro, lo dejó anoche en libertad provisional.

La sanción deportiva a González deberá ser decidida esta semana por el Tribunal de Disciplina de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP).

En Chile, el caso más cercano de agresión a un árbitro ocurrió en 2002 con el volante Héctor Toledo, de Fernández Vial, quien fue suspendido por 30 partidos tras golpear al árbitro René de la Rosa, en un partido del torneo de Primera B.

La cantidad de fechas de suspensión que arriesga el arquero González va desde veinte a cincuenta partidos, según sean los atenuantes o agravantes de la situación.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores