Salas trabaja a la par en un convulsionado River

El delantero chileno cumplió el mismo entrenaniento que sus compañeros, pero el plantel "millonario" vive un clima bélico por problemas extrafutbolísticos entre sus defensas titulares Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio.

10 de Mayo de 2005 | 15:57 | La Nación, GDA
BUENOS AIRES.- El delantero chileno Marcelo Salas entrenó con normalidad junto al plantel de River Plate, ya recuperado de la sobrecarga en el aductor derecho que lo marginó del duelo con San Lorenzo del fin de semana pasado por la duodécima fecha del torneo Clausura argentino.

El atacante nacional entrenó con normalidad en el predio de Ezeiza, pues sesionó a la par de sus compañeros y, específicamente, trotó largo rato junto al colombiano Jairo Patiño.

El técnico Leonardo Astrada, sin dar una declaración oficial, manifestó al pasar a la prensa apostada a la salida de la práctica que el chileno estaba bien.

Sin embargo, el plantel "millonario" parece vivir problemas que afectan el clima interno y que repercuten en el plano futbolístico y de ese escenario no está exento de protagonismo Astrada.

El explosivo enfrentamiento entre los zagueros centrales titulares Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio, por razones extrafutbolísticas, convulsionó la intimidad riverplatense.

El tema del distanciamiento entre Ameli y Tuzzio cobró fuerza hoy, y al respecto hubo una reunión de plantel y el cuerpo técnico, en la que el grupo le pidió a Astrada que sería "aconsejable apartar a Ameli".

Si bien Astrada hoy no tuvo contacto con la prensa, trascendió que el técnico habría tratado de minimizar el hecho, ya que los protagonistas, por cuestiones obvias, no pueden seguir jugando juntos en funciones tan vinculadas entre sí.

"Nos acabamos de enterar hoy, pero entre nosotros está todo bien y no sé por qué se dicen estas cosas. Pero de lo que estoy seguro es que el grupo está fuerte y muy unido", fue el diplomático argumento que hoy utilizó Federico Domínguez al ser consultado sobre este asunto.

"Se viene una semana difícil. El plantel está muy dolido y golpeado, aunque más que nada por lo futbolístico. Pero tenemos la fuerza para salir adelante", siguió argumentando Domínguez.

En el aspecto referido el ex jugador de Vélez e Independiente señaló que "por querer jugar bien el equipo se acelera y por eso pierde el rumbo. Pero tenemos que mantener la calma", destacó.

Más allá de que luego de Olimpo a River lo espera Boca, en la Bombonera, Domínguez puntualizó que "habrá que ganar para no perderle pisada a los punteros del Clausura. Pero debemos encontrar un equilibrio para no caer en los errores que cometimos ante San Lorenzo", reconoció.

En busca de fortalecer lo que hay

En cuanto a los refuerzos, se aguarda la llegada en las próximas horas de Daniel Montenegro, procedente de Rusia, para comenzar a negociar su reincorporación al equipo millonario.

Lo mismo sucederá con el primer marcador central Leonardo Talamonti, el ex Rosario Central que está en Lazio, de Italia, por el cual River estaría dispuesto a comprar parte de su pase, algo que ahora se volvería prioritario si efectivamente Ameli es marginado.

Otro nombre que había trascendido era el de Juan Sebastián Verón, ya que el ex jugador de Estudiantes y Boca Juniors se reunió en su momento con el presidente de River, José María Aguilar. Pero su llegada recién podría concretarse en junio.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores