España se corona campeón del Mundial de Básquetbol

El cuadro hispano aplastó a Grecia en la final por 70 puntos contra 47, consiguiendo así su primera victoria en este torneo.

03 de Septiembre de 2006 | 08:18 | Agencias



AFP
SAITAMA, Japón.- España se proclamó hoy por primera vez en su historia campeón del mundo de baloncesto en Japón al destrozar en la final a la selección de Grecia por un abultado 70-47, pese a la ausencia por lesión de su gran estrella, Pau Gasol.

España rompió todos los pronósticos que hablaban de una final dura e igualada y en la que debería superar la baja de Gasol. Con una defensa intensa y agresiva durante los 40 minutos maniataron a los campeones de Europa, que acabaron con sólo 47 puntos tras los 101 anotados ante Estados Unidos en semifinales y con unas pobres estadísticas.

En ataque, Jorge Garbajosa y Juan Carlos Navarro tomaron el mando de las acciones en un partido plácido que se rompió en el segundo cuarto. Con 20 puntos cada uno hicieron olvidar a Gasol, presente en el banquillo dando fuerzas a sus compañeros.

La medalla de oro es el mayor logro del baloncesto español en toda su historia, ya que hasta entonces destacaban las medallas europeas y la plata olímpica lograda en los Juegos de Los Angeles 1984.

España comenzó muy concienciada. En el calentamiento los jugadores vistieron una camiseta con la leyenda de "Pau también juega", tratando de convertir la ausencia del jugador estrella en algo positivo desde el punto de vista anímico: había que ganar para brindarle la medalla de oro a la figura.

El componente emotivo se antojaba esencial para paliar los casi 20 puntos y casi 10 rebotes que promedió Gasol en los ocho encuentros del campeonato. Y sirvió.

Los inicios de partido fueron de máxima igualdad. España puso en práctica una defensa muy agresiva que se saldó con dos faltas personales tempranas de Felipe Reyes, el sustituto de Gasol. La igualdad y el intercambio de canastas se quebraron cuando los griegos empezaron a atascarse ante la aguerrida defensa española. Dos triples seguidos de José Manuel Calderón y Navarro abrieron un hueco de 16-9.

Gasol no desentonó

Era sólo el principio. Al final del primer cuarto la distancia era de 18-12.

La defensa española siguió siendo sublime, reforzada más si cabe con los cambios. Entró Marc Gasol, que no desentonó, Carlos Cabezas y Berni Rodríguez, éste último con la misión de detener al base Theodoros Papapoloukas, el cerebro griego.

En ataque empezó el recital de Garbajosa, que anotó tres triples casi seguidos. La ventaja se fue a 28-12 con Garbajosa y Navarro haciendo sangre en la defensa helena. Cuatro puntos consecutivos de Carlos Jiménez, que jugó de "cuatro" muchos minutos, llevaron la ventaja máxima hasta el 35-16.

Grecia seguía atascada y ni siquiera el poderoso pivot Schortisianitis, de 150 kilos, hacía daño en la zona española, que no no echaba de menos a Pau Gasol. Los últimos compases se manejaron en ventajas cercanas a los 20 puntos.

Un triple de Antonis Fotsis fue respondido en la última jugada de la primera mitad por otro de Berni Rodríguez. Al final un 43-23 para España con un 58 por ciento en tiros de dos puntos, un 50 por ciento en triples y una defensa que dejó a los campeones de Europa en sólo 23 puntos, con Papaloukas como máximo encestador de seis puntos.

Grecia en semifinales anotó 101 ante Estados Unidos. En aquel partido parece que agotaron todo su caudal ofensivo.

Garbajosa con 11 puntos, Reyes con 10 y Navarro con nueve supieron tomar el mando ofensivo. Y Gasol, mientras, vestido de corto y encantado con el cómodo partido.

Pero Grecia, campeona de Europa, ¿no iba a despertar? El inicio del tercer cuarto evidenció que no era el día de los helenos, provocado también por la defensa española. Grecia apenas lograba un 35 por ciento en tiros de dos, un 29 en triples y 50 por ciento en tiros libres. Eso, unido al dominio español en el rebote, hizo que España mantuviera su ventaja pese a no estar acertado en ataque.

Otro triple de Garbajosa dejó el tercer parcial con un pobre empate a 11 y la ventaja se mantenía en 20 puntos a falta de los últimos diez minutos: 54-34.

El partido estaba ganado para España. El oro era suyo. El último cuarto fue una fiesta con los griegos derrotados y dos triples de Navarro y Garbajosa que pusieron un 60-36 a falta de siete minutos. La ventaja máxima fue de 26 puntos, 69-43. La defensa española no se dio una tregua y no permitió a Grecia ni siquiera maquillar sus pobrísimas estadísticas con cinco aciertos de 21 intentos en tiros de tres y 13 de 34 en lanzamientos de dos.

Los jugadores españoles lloraron desde el banquillo el mayor triunfo del baloncesto español, que dejó impresionado a todo el mundo, que hoy miraba a Japón y vio a España reinar.

Zapatero felicita a selección

En tanto, el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, felicitó a la selección por su triunfo en el Mundial de Japón y dijo que "ha demostrado ser un equipo".

Zapatero expresó esa felicitación en su intervención en la fiesta minera astur-leonesa celebrada en Rodiezmo (León), en la que tomó la palabra cuatro minutos antes de que finalizara el partido.

Cuando el partido concluyó, uno de sus colaboradores informó a Zapatero del triunfo de la selección y él lo comentó a todos los presentes dando la enhorabuena por el resultado.

"Ha dado una gran lección este equipo; ha competido con deportividad y ha demostrado ser un equipo; así es como se gana", aseveró.

Además, según fuentes del Gobierno, antes de llegar a Rodiezmo, Zapatero mantuvo una conversación telefónica con el jugador Pau Gasol, que, lesionado, no pudo jugar la final, se interesó por su estado de salud y le transmitió los mejores deseos para la final contra Grecia.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores