Natación: Phelps sigue dando brazadas hacia la inmortalidad

El estadounidense se adjudicó su quinta medalla de oro en el Mundial de Melbourne, en la prueba de 4x200 libres en la que Estados Unidos registró un nuevo récord mundial.

30 de Marzo de 2007 | 10:32 | DPA
MELBOURNE.- El estadounidense Michael Phelps dio un nuevo paso hacia la historia al adjudicarse la quinta medalla de oro en el Mundial de natación de Melbourne, esta vez en relevos, en una prueba coronada con otro récord mundial.

Phelps, de 21 años, fue el primer relevista en el equipo de 4x200 metros libres que pulverizó la anterior plusmarca por 1,42 segundos. El cuarteto de Phelps, Ryan Lochte, Klete Keller y Peter Vanderkaay paró el reloj en 7:03,24 minutos, y rebajó así en más de un segundo la plusmarca que poseía Australia desde el Mundial de Fukuoka 2001 (7:04,66).

Los australianos fueron hoy segundos con 7:10,05, mientras que Canadá se llevó el bronce con 7:10,10.

No fue el único récord mundial del día. Lochte también se impuso en los 200 metros espalda y también estableció una nueva plusmarca.

Los locales se llevaron hoy otros dos oros. Libby Lenton ganó los 100 libres, mientras Leisel Jones se impuso en los 200 braza (pecho). En la versión masculina el oro fue para el japonés Kosuke Kitajima.

Phelps, sin embargo, recibió una seria advertencia en las semifinales de los 100 metros mariposa: fue batido en su serie por su compatriota y plusmarquista mundial, Ian Crocker, y pasó a la final con el cuarto mejor tiempo de todos los participantes.

El estadounidense admitió además sentirse un poco cansado. "Sé que los 100 mariposa serán la prueba más difícil, pero intentaré dar el máximo".

Su brillo se vio algo opacado hoy por la figura de Lochte, que ya llevaba dos platas en el Mundial y que ganó su primer oro con clase en los 200 espalda: derrotando al defensor del título, su compatriota Aaron Peirsol, y arrebatándole con 1:54,44 minutos su récord mundial, que estaba en 1:54,80.

Lochte no creía su hazaña. "Aún no creo que sea verdad. Estoy impactado", afirmó el nadador, que sorprendentemente manifestó que durante la prueba miró el videomarcador: "Lo miré para ver dónde estaba yo. Probablemente no debería haberlo hecho, pero cuando lo hice vi que estaba junto a Aaron y entonces apreté".

En los 100 libres la alemana Britta Steffen, plusmarquista mundial, no cumplió con su papel de favorita y sólo pudo ser tercera. En medio de la euforia del público en el Rod Laver Arena, el triunfo fue para Lenton con 53,40. La plata fue para la holandesa Marleen Veldhuis.

Bañada en lágrimas, Lenton sólo fue capaz de pronunciar unas pocas palabras para explicar sus sensaciones. "Fue simplemente increíble nadar para el público, me apoyaron mucho durante la carrera".

Jones completó la alegría local con su cómoda victoria en los 200 espalda, con más de cuatro segundos de ventaja sobre la británica Kirsty Balfour.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores