Serena Williams descalificada del US Open tras amenazar a juez: "Te voy a matar"

La estadounidense estaba a dos puntos de perder su duelo ante Kim Clijsters, cuando la juez de línea le cobró una segunda falta que provocó su furia.

12 de Septiembre de 2009 | 23:23 | EFE

Serena Williams captada en el momento exacto en que encara a una jueza.

AP
NUEVA YORK.- Serena Williams, número dos del mundo, terminó de mala manera su periplo por el Abierto de Estados Unidos, con una amenaza a una juez de línea que terminó por descalificarla y propiciar el pase a la final de la belga Kim Clijsters (6-4 y 7-5).

Por detrás en el marcador tras perder el primer set y con 6-5 en el segundo, el servicio de su parte pero 15-30 para su rival, a dos puntos del triunfo, la juez de línea le señaló una falta de pie en su segundo saque, que suponía la doble falta y dos puntos de partido para la raqueta europea.

En ese momento, Williams, con la raqueta señalando a la juez, la amenazó. "Te voy a matar", le dijo la tenista americana, según confesó la juez de línea a la juez árbitro, Louise Engzell.

Engzell consultó con el juez principal, Brian Earley, que determinaron, a falta de, al menos un punto por jugar, la descalificación de la vigente campeona y el pase a la final de Clijsters. Williams, indignada, cruzó la pista para dar la mano a su rival y asumir su derrota.
Wozniacki alcanza su primera gran final

La danesa Caroline Wozniacki alcanzó la primera final en un Grand Slam, al superar a la belga Yanina Wickmayer (6-3 y 6-3) para disputar el título del Abierto de Estados Unidos, donde se encontrará con Clijsters.

Wozniacki es la más joven de las veinte primeras raquetas que forman parte de la nobleza del circuito. Pero no carece de experiencia. Su historial se nutre de forma acelerada.

La única raqueta danesa, tanto masculina como femenina en estar entre los semifinalistas de un torneo grande en toda la historia, advierte con éxitos como Ponte Vredra Beach, Eastbourne y New Haven, además de alcanzar la final en Memphis, Charleston, Madrid y Bastad.

La repercusión la alcanza en Flushing Meadows, que la proyectará en el ránking y alimentará su respeto en la competición.

Su condición de favorita, es la novena cabeza de serie, la hizo asumir la iniciativa del partido. La belga Yasmina Wickmayer, que pretende retomar el nivel que ofrecieron tiempo atrás Clijsters y Justine Henin Hardenne, que dominaron el tenis femenino, aún carece de pedigrí.

Atravesó hacia la semifinal con el torneo de Estoril como mejor reputación y las finales de Birmingham y Hertogenbosch. Pero en un Grand Slam nunca había sobrepasado la segunda ronda y tras superar a adversarias como la ucraniana Kateryna Bondarenko, la checa Petra Kvitova, la italiana Sara Errani o la china Shuai Peng, además de la francesa Virginie Razzano en primera ronda.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores