Unión perdió en los descuentos ante Vélez Sarsfield en final dramático

El equipo rojo ganaba 2-1 al minuto 90, con un segundo gol de notable contragolpe. Pero en los descuentos, los argentinos lo dieron vuelta y se llevaron un 3-2. La revancha es el otro jueves.

23 de Septiembre de 2009 | 20:23 | El Mercurio Online

Ramírez ya lanzó y Ponce que no llega. Era el 1-1 de Unión.

AFP

SANTIAGO.- Unión Española cayó 3-2 ante Vélez Sarsfield en los últimos minutos, en duelo válido por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana.


Los rojos ganaban 2-1 en el minuto 90, pero al cierre el equipo argentino lo dio vuelta y selló un triunfo electrizante.


El equipo de Luis Hernán Carvallo había comenzado el duelo en el José Amalfitani de Buenos Aires con personalidad y tuvo una chance clara de gol al inicio. Fernando Cordero recibió perfilado para su exquisita zurda, pero lanzó el tiro al cuerpo del golero Montoya (4').


Era un comienzo donde se daba cuenta de lo que Unión buscaba en el partido. De manera inédita, Carvallo propuso dos delanteros en ataque y obvió los punteros, pero nunca quiso echarse atrás.


Jorge Ampuero apoyó a Villagra en contención y Cordero se soltó para acompañar a David Ramírez y los arietes: los retornados Gustavo Canales y Raúl Estévez.


Con todo, de a poco Vélez -con Waldo Ponce de titular como lateral derecho- se hizo de la pelota, inquietó en tres cuartos y logró penetrar la defensa marcando el gol inicial.


Rodrigo López, ex Colo Colo, empalmó el balón solo en la línea (25'), tras centro preciso de Cristaldo. Buena llegada de los trasandinos, que tocando y tocando gatillaron el primer yerro colectivo de los chilenos. 0-1.


Pero Unión nunca quiso retroceder y en largos momentos lo logró. Buscó avanzar y por ratos tuvo un toque prolijo. A los 34' un saque largo de Limenza fue pivoteado por Canales y Estévez que la tomó, avanzó un metro con el balón, esperó que Ramírez pasara por izquierda hasta que el '10' la recibió y le pegó con un tiro cruzado.


Era consecuencia de un todo, donde el mismo Ramírez, cuatro minutos antes, había lanzado un tiro cerca, tras recibir de Cordero que se centralizó. El argentino, allí, le pegó casi desde el vértice derecho del área grande y la pelota se fue por poco.


En el complemento los locales tomaron de nuevo la pelota, pero los rojos jugaron inteligentes y, otra vez, no dejaban de pensar en el arco rival.


A los 61' vino el punto más alto del partido con una contra increíble de Unión. Papa lanzó un tiro libre al área y, tras un cabezazo, Cordero la tomó y se la dio a Ramírez. El volante avanzó con clase por todo el campo, se zafó de un defensor y entregó con pase preciso a Estévez, que se sacó a Cubero, su marcador momentáneo, punteando la pelota y liquidando entre las piernas al arquero.


Una oda a la contra, un poema de toque pulcro. Simplemente un golazo.


Pero todo se vino abajo al final. Vélez presionó con más fuerza que fútbol pero sirvió. A los 90' vino el autogol de Rosende. Un tiro de Zarate dio en el poste y el defensor, que la fue a buscar, se vio con el balón encima.


Era el empate y un golpe que ni se alcanzó a sentir. Porque luego vino uno peor. A los 91' Zarate marcó de cabeza, tras un pivoteo de un compañero suyo en el área. Increíble.


A un minuto del final Unión se embolsaba un triunfo histórico. Al cierre, cayó 3-2 y espera por la revancha, a jugarse el próximo jueves a las 20:45 horas en el estadio Santa Laura.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores