Continúan las incógnitas en torno a la muerte de ciclista belga Vandenbroucke

entre hoy y mañana tendrá lugar en Dakar la autopsia que podría esclarecer el suceso.

14 de Octubre de 2009 | 05:44 | EFE

BRUSELAS.- Las causas de la muerte del ciclista belga Frank Vandenbroucke el pasado lunes siguen sin conocerse, aunque entre hoy y mañana tendrá lugar en Dakar la autopsia que podría esclarecer el suceso, según publican los medios belgas y senegaleses.

La prensa belga se hace eco de diversos testimonios sobre las circunstancias del fallecimiento del deportista, que hablan de la presencia de medicamentos en la habitación de hotel donde se encontró su cuerpo sin vida o aseguran que éste tuvo una cita unas horas antes de su muerte.

Los prometedores inicios de la carrera deportiva de Vandenbrocke a mediados de los años noventa se vieron truncados por episodios de dopaje y problemas con las drogas, seguidos de varios intentos de suicidio previos a su defunción.

Aunque las primeras informaciones hablaban de una embolia pulmonar como causa de su fallecimiento, los diarios belgas “Le Soir” y “La Dernière Heure” destacan ahora el hallazgo de medicamentos en la habitación del deportista, que tenía 34 años.

No obstante, el profesional médico que encontró los fármacos, quien no quiso identificarse, descartó la posible relación entre el consumo de dichos productos y la muerte de Vandenbrocke, en declaraciones recogidas por la agencia de prensa senegalesa (APS).

Otros testimonios afirman que el deportista pasó su última noche con una chica senegalesa, quien dijo haber presenciado cómo el corredor se desmayó después de quejarse porque se sentía mal, según la televisión belga RTBF.

El joven ciclista de 24 años Fabio Polazzi, que acompañaba a Vandenbroucke durante su estancia en Senegal, ha explicado en exclusiva a la cadena que ambos llegaron al país africano el domingo por la tarde.

Después de cenar en un restaurante, donde compartieron “algunas copas", Vandenbroucke le comentó a Polazzi que tenía una cita con una chica y se marchó, tras afirmar que volvería al día siguiente por la mañana.

Al no tener noticias suyas, Polazzi intentó contactar con su amigo en sus dos teléfonos móviles, sin éxito, hasta que la policía le llamó para comunicarle su muerte y le pidió que reconociera su ropa.

La policía senegalesa prosigue las investigaciones acerca del suceso mientras el cuerpo de Vandenbroucke ha sido trasladado a Dakar para ser sometido a una autopsia hoy mismo o mañana, informó la APS.

La embajada belga en Senegal aún no ha tomado ninguna decisión sobre la fecha de repatriación del cuerpo, y tampoco se ha fijado cuándo tendrá lugar el funeral, según publica “La Dernière Heure".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores