Los difíciles momentos de Pellegrini en sus otros equipos grandes

Aunque fue campeón con River y se anota como el DT con mejor currículo en los últimos años, se le increpó hasta el final no ganarle a Boca. En Ecuador fue estrella pero no salió bien y en la U renunció y gatilló la salida del presidente azul.

28 de Octubre de 2009 | 10:58 | Leonardo Salazar Molina, El Mercurio Online

Pellegrini pidió disculpas a los fanáticos por la derrota de ayer.

EFE

SANTIAGO.- "El golpe hizo temblar el vidrio de una de las ventanas de la sala de conferencias. Manuel Pellegrini, al igual que durante toda la tarde, no se inmutó. Como si no se hubiera enterado, siguió hablando y recién al ver las señas que le hacían los encargados de la seguridad, saludó, se levantó y se fue".


El inicio de la crónica es del diario argentino Olé, referida al entonces técnico de River Plate que acababa de perder 2-0 con Boca Juniors. Era noviembre de 2003, un mes antes de su salida del ex equipo de Marcelo Salas, donde había sido campeón en el primer semestre de ese año (Clausura 2003).


El cuento era que los hinchas de River llegaron a increpar al DT y lo fustigaban por la derrota y por haber declarado: "Vienen días muy difíciles. Hay que aceptar la realidad. Irme sería lo más sencillo para mí, porque me ahorraría los problemas que se vienen. Pero repito: hay que aceptar la realidad. Y por esa realidad, seguramente van a venir muchas más derrotas".


La prensa también festinó contra el chileno, sobre todo los comentaristas deportivos de televisión. Los influyentes personajes siempre vieron desde lejos la llegada del DT a River. Es que aunque venía de triunfar en San Lorenzo, la mayoría de los DT's millonarios habían sido argentinos y ex jugadores del club.


Luego impugnaron la decisión de Pellegrini de dejar fuera del Villarreal a Juan Román Riquelme. Algo que el tiempo le dio razón al DT chileno y, al final, no se registró al otro lado de la cordillera.


Pellegrini había perdido la final de la Copa Sudamericana y conseguido el título local y se fue mal. Pero esa escuálida bitácora lo mantiene al tope de los DT's del equipo en los últimos 20 años.


Pellegrini logró más que los siete técnicos que lo han sucedido en la banca de River Plate que, entre todos, suman dos copas de Clausura y cero presencia internacional. Nadie ha superado al "Ingeniero" que secunda en logros en el último lustro a Ramón Díaz, DT en la época del "Matador" Salas.


Las otras historias "grandes"


La historia de Pellegrini en la banca comenzó al otro día de cumplir 34 años. Y fue en un equipo grande, Universidad de Chile, donde asumió en dupla técnica con Alberto Quintano.


En enero de 1989 (temporada 88) se dio el conocido descenso de los azules y tres meses después, antes del comienzo de la temporada 89, renunció a la banca.


La salida provocó un terremoto en la sede de la U, y el presidente Waldo Greene anunció al día siguiente que también renunciaba por "la salida de Manuel Pellegrini del cuerpo tecnico". "Está todo dentro de una política'', explicó entonces.


Diez años después el DT volvió a un equipo sindicado como uno de los dos más populares de algún país. Fue en Ecuador, en Liga Deportiva Universitaria donde dicen que comenzó a forjar lo que terminó con el título de campeón en la Copa Libertadores 2008.


El diario El Comercio de Ecuador anotó el año pasado: "Que LDU haya salido campeón de la Libertadores es sorprendente, pero también es el resultado de un proceso institucional de 10 años". Precisamente cuando arribó Pellegrini.


Pero hasta en Quito, donde lo tienen como un referente, la salida no fue con aplausos. Pellegrini llegó en 1999 y metió al equipo en octavos de final de la Libertadores (cayeron por penales ante River Plate). Ganó el título local (el primer campeonato nacional en su carrera como DT) y formó un "equipo de proyección".


"En ese equipo de jóvenes que formó Pellegrini estaba, por ejemplo, Franklin Salas, uno de los mejores valores ecuatorianos de los últimos años y figura de la selección. También estaba uno que ahora fue campeón de la Copa Libertadores: el lateral izquierdo Paul Ambrosi. Y el volante Alfonso Obregón, que también consiguió ahora el título, era titular con nosotros en el primer equipo", recordó Fernando Díaz, DT que sucedió a Pellegrini en LDU.


"El festejo fue para que la historia escriba con letras especiales su realización, nunca antes la ciudad se había vestido de blanco total, así como las principales ciudades del país que aclamaron la conquista azucena. El gran maestro del equipo fue el técnico chileno Manuel Pellegrini, uno de los más aclamados estrategas de América Latina", se anota en Oleole.com, destacado portal de equipos de todo el mundo.


Pero para "Pelle" todo acabó en 2000, cuando dejó el equipo luego de una pobre participación en la Copa Libertadores, donde finalizó último de su grupo con dos puntos, bajo Corinthians, América y Olimpia.


Hoy su historia en Real Madrid se complica y las críticas, viejas conocidas para el DT, lo acechan. Hace poco era la comparación de Fernando Riera como el mejor entrenador de la historia de Chile y en España destacaban sus hitos en el modesto Villarreal.


Pero estas semanas han sido de malas, con derrotas ante Sevilla, Milan y un modesto equipo de Tercera División. Pellegrini, curtido en equipos grandes, responde: "Estoy seguro de que vamos a conseguir todo lo que estamos buscando en el Madrid".


Pero, tras la fea goleada de ayer ante Alcorcón, agrega una autocrítica algo novedosa: "Fue una vergüenza (y espero) que la afición sepa disculparnos". Frase que, por lo menos, ayudó a no alterar a los hinchas, como en esa tarde bonaerense de noviembre de 2003.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores