Liga española podría detenerse si se aprueba nuevo régimen para extranjeros

La Federación hispana expresó su "enorme preocupación" por el nuevo orden fiscal que eleva al 43% el impuesto de los extranjeros afincados en España. No descartan "parar la competición".

03 de Noviembre de 2009 | 13:59 | Agencias

MADRID.- La Liga de Fútbol Profesional Española (LFP) expresó hoy su "enorme preocupación" si se aprueba un nuevo régimen fiscal para elevar al 43 por ciento el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de los deportistas extranjeros afincados en España, con rentas superiores a 600.000 euros anuales, y no descarta "parar la competición".


"Al fútbol español una modificación del régimen especial de impatriados le supondrá una factura de más de cien millones de euros, por lo que en el caso de ser adoptada habrá que tomar el camino de enfrentarse a esta decisión, llegando incluso a tener que parar la competición", dijo el presidente de la LFP, José Luis Astiazarán.


Las palabras de Astiazarán se produjeron después de que los grupos parlamentarios BNG e IU-ICV anunciaran un acuerdo con el PSOE para apoyar una enmienda transaccional a los Presupuestos de 2010, que obligará a los trabajadores desplazados a España con rentas superiores a 600.000 euros anuales a tributar el IRPF de no residentes al tipo general, el 43 por ciento, y no al del 24 por ciento, como sucedía hasta ahora.


España deja de ser un paraíso fiscal para futbolistas extranjeros


España dejará de ser un paraíso fiscal para los futbolistas y otros deportistas extranjeros, en virtud de un pacto al que llegaron hoy el gobernante Partido Socialista (PSOE) y varios grupos parlamentarios de la izquierda para revisar la llamada "Ley Beckham" que hasta ahora rige en el país.


La enmienda acordada en el marco de las negociaciones sobre los presupuestos generales del Estado para 2010 prevé que los científicos o profesionales desplazados a España temporalmente con menos de 10 años de residencia en el país y que tengan unos ingresos superiores a 600.000 euros (900.000 dólares) anuales, como es el caso de algunos futbolistas de renombre, tributarán al 43 por ciento en lugar del 24 por ciento actual.


La norma en vigor en la actualidad debe su nombre al jugador inglés David Beckham, ex estrella del Real Madrid.


Sin embargo, la reforma no afectará a los últimos y controvertidos casos de esta rebaja fiscal en el fútbol español, como el del portugués Cristiano Ronaldo, también del Real Madrid, o el sueco Zlatan Ibrahimovic, del Barcelona, porque la nueva norma no se aplicará de forma retroactiva y sólo afectará a los contratos que se firmen a partir del próximo 1 de enero de 2010.


El pacto lo alcanzó el PSOE con los diputados de Izquierda Unida (IU), Iniciativa per Catalunya/Verds (ICV) y del Bloque Nacionalista Galego (BNG).


El portavoz de ICV, Joan Herrera, manifestó su satisfacción por la reforma, al señalar que ésta "acabará con tipos fiscales insólitos" que en un principio estaban pensados para científicos "y no para el beneficio de los futbolistas".

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores