EMOLTV

González se exigió al máximo para meterse en octavos de final de Australia

El chileno derrotó a un duro Evgeny Korolev por 6-7(5),6-3, 1-6, 6-3 y 6-4 en 3 horas y 21 minutos. Ahora viene un desafío mayor: Andy Roddick, séptimo del mundo.

22 de Enero de 2010 | 02:15 | Emol
imagen

González conectó 63 tiros ganadores (incluidos sus 20 aces) frente a los 62 de su rival.

EFE

SANTIAGO.- Fernando González sigue demostrando que es todo un veterano dentro del circuito profesional. No porque los años le pasen la cuenta, sino que en esta etapa de su carrera es capaz de ganar partidos con el físico totalmente mermado. Eso fue exactamente lo que hizo en la tercera ronda del Abierto de Australia.


El chileno derrotó al joven de 21 años, Evgeny Korolev por 6-7(5), 6-3, 1-6, 6-3 y 6-4 en 3 horas y 21 minutos de juego, durante las que el chileno en varias ocasiones se lo vio jadeando, caminando, pero donde finalmente se terminó imponiendo por jerarquía.


En el primer set, González comenzó mejor, quebró en el rápidamente en el tercer juego, pero no pudo mantener la ventaja hasta el final y, con un rompimiento en el sexto juego, el kazajo llevó la manga a un tiebrak. Ahí, Korolev fue más eficaz y con un minibreak se llevó el desempate por 7-5.


En el segundo set, al chileno le bastó con un quiebre en el quinto game para abrochar el parcial con un 6-3 a favor. Hay que destacar, que en este parcial, el tenista de La Reina comenzó a utilizar una estrategia que lo ayudaría durante todo el partido: una vez conseguido el rompimiento, sólo se concentraría en ganar su saque; el resto, se lo regalaba a su rival.


La tercera manga fue un paréntesis en el partido. El "Bombardero" no apareció en la cancha y evidenció problemas físicos bastante complicados que lo obligaban a caminar durante los puntos y cuando Korolev logró cerrar el set por un claro 6-1 (quiebres en el 2° y 6° juego) se temió lo peor, que la rodilla de González se resintiera.


A pesar de esa merma en su físico, González entró con las cosas claras: acortar los puntos lo máximo posible, romperle una vez el servicio a su rival y mantener el suyo. Dicho y hecho. González rompió en el segundo juego y se llevó la cuarta manga por 6-3.


El set definitivo no fue muy distinto. Korolev no lograba hacerle daño al saque del chileno y por el contrario, el nacional logró quebrar en el tercer game y mantener la diferencia hasta cerrar el partido con un 6-4 final.


En octavos de final, con lo que iguala su actuación del año pasado, González deberá estar a un 100%, ya que se verá las caras con el séptimo mejor tenista del mundo, el estadounidense Andy Roddick, quien logró su paso a la ronda de los 16 mejores al batir al español Feliciano López por 6-7(4), 6-4, 6-4 y 7-6(3).


 

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?