Sancionan con cinco partidos a defensor de Ñublense por insultos racistas

El Tribunal de Disciplina de la ANFP castigó a Matías Manrique tras el incidente con Giovanny Espinoza. Se atendió la palabra "mono" como racista y se citó otros casos como atenuantes.

12 de Abril de 2010 | 13:54 | Emol

Aunque tuvieron distintas declaraciones, se coincidió en que Manrique le dijo a Espinoza ''mono''. Fue suficiente.

Christian Zúñiga, El Mercurio

SANTIAGO.- Este lunes, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional publicó la sanción que recibió el jugador de Ñublense de Chillán, Matías Manrique, tras el incidente que protagonizó junto a Giovanny Espinoza, donde fue acusado de proferir insultos racistas.


El Tribunal de Disciplina de la ANFP castigó con cincos juegos al argentino y exculpó a su club, Ñublense, de una pérdida de puntos, que se podría haber decretado.


En el fallo, se justifica que el árbitro Claudio Puga, juez del partido en cuestión (Unión Española versus Ñublense, válido por la 9ª fecha y jugado el 27 de marzo en el Estadio Santa Laura) anotó en su informe:


"El jugador N° 6 Sr. Giovanny Espinoza P. se acerca a mí y acusa al jugador N° 5 de Ñublense Sr. Matías Manrique, de decirle dichos racistas: "me dijo mono" me comunica. No me consta dicha situación ni tampoco a mi equipo arbitral. Lo acontecido fue informado al DT de U. Española Sr. Rubén Israel, por el equipo arbitral, finalizado el partido en camarines".


Más allá de lo decretado por el árbitro Puga, el 30 de marzo el directorio de la ANFP presentó una denuncia y el Tribunal escuchó las declaraciones (el 6 de abril) de Giovanny Espinoza, "quien señala que el jugador Sr. Matías Manrique le dijo "andá a comer un banano" y "mono, eres un mono" (en cuatro oportunidades)".


Manrique, en tanto, declaró el mismo día -dice el informe del Tribunal de Disciplina- "sentirse avergonzado de concurrir al Tribunal para defenderse de una acusación por un hecho tan grave como las conductas o las expresiones racistas. Agregó, que durante el partido tuvo una discusión en dos oportunidades con el jugador Sr. Giovanny Espinoza, diciéndole "tómatela cara de mono, cara de mono, puto", ciertamente con una connotación ofensiva, pero no con intención racista. Señaló que "le salió decirle "cara de mono". Sostiene que al día siguiente llamó telefónicamente al jugador Sr. Espinoza y le pidió disculpas por el malentendido".


Con todo, el Tribunal se centró en el reglamento de la ANFP y también en el Código Disciplinario de la FIFA y escribió en su fallo que Manrique admite "expresiones tales como "cara de mono", al menos en dos oportunidades (pero) no lo habría hecho con una connotación racista o discriminatoria, sino con una intención meramente ofensiva".


"Al respecto, este Tribunal entiende que en el contexto cultural latinoamericano, considerando que el responsable es argentino y los hechos ocurrieron en Chile, la expresión "mono", tiene inequívocas connotaciones racistas, de manera que no es sostenible la defensa del jugador", señalan.


Además, se citó como atenuante "lo ocurrido en el año 2005 con el jugador argentino Sr. Leandro Desábato, del Club Quilmes, por ofensas racistas contra el jugador Grafite del Club San Paulo, en el Estadio Morumbí de esa misma ciudad; en el año 2006 con el jugador Samuel Eto’o de los registros del Club Barcelona de España; o el año pasado con el jugador argentino Sr. Maximiliano López, de Gremio de Porto Alegre, quien fue acusado de ofensas racistas en contra de un jugador del Club Cruzeiro".


Además, el informe anota "la preocupación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos respecto de la protección de la dignidad humana", citando artículos "de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano adoptada por la Asamblea Nacional Constituyente de Francia el 26 de agosto de 1789, de la ONU, la Convención de Salvaguardia de los Derechos del Hombre y de las Libertades Fundamentales de Roma (1950) y el "Pacto de San José de Costa Rica" de la OEA", entre otros.


Al cierre, el Tribunal atendió que Manríque se haya comunicado con Espinoza y haya reconocido la falta.


"Así como este Tribunal estima que la conducta del jugador Sr. Manrique es objetivamente grave, también debe considerar al momento de graduar la sanción la circunstancia que haya reconocido, aún cuando sea parcialmente, haber emitido expresiones denostatorias, las que pretendió calificar como no racistas o discriminatorias, alegación que será rechazada. Igualmente, debe ser ponderada el hecho que el ofensor se haya comunicado telefónicamente con el ofendido al día siguiente de los hechos".

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores