Los sacrificios de la gimnasta Makarena Pinto: Entrena, estudia y trabaja

En su primer desafío europeo trajo dos medallas de bronce. Aquí, la historia de la joven de 22 años que debe hacer clases para costear parte de sus viajes.

23 de Noviembre de 2010 | 16:47 | Por José Pablo Harz, Emol

Tomás González y Makarena Pinto dos realidades aún bastante distintas.

ADO Chile

SANTIAGO.- Para ver las grandes diferencias que existen entre él y ella basta con comparar sus poleras. Él llega con una roja a la cual le falta espacio para logos de empresas que auspician su carrera; la de ella es celeste con brillos y tiene la palabra "Chile" en uno de los hombros. 

Él está cada vez más metido en la elite de la gimnasia y sueña con llegar a los Juegos Olímpicos Londres 2012; ella, es una desconocida para la mayoría del país y su anhelo es tener el apoyo económico para poder dedicarse 100% a su pasión, también la gimnasia.

Él es el popular Tomás González, once veces medallista en Copas del Mundo y uno de los mejores deportistas chilenos de la actualidad; ella se llama Makarena Pinto y en su primera participación a nivel mundial volvió con dos bronces, uno desde Stuttgart y el otro se lo trajo de Glasgow.

La historia de esta estudiante de educación física de 22 años en el deporte pudo haber terminado hace dos años, cuando aún era una amateur con ganas de triunfar. En ese momento decidió retirarse por los problemas que tenía la antigua federación, comandada, entre otros, por Isabel Lazo, la que privilegiaba a los familiares por sobre los resultados deportivos.

"Nunca pensé que iba a volver a competir y lo que más agradezco es que se me hayan abierto las puertas nuevamente. De ese periodo no quiero hablar. Lo tengo bloqueado, porque me hizo mucho daño. No me interesa saber nada de esas personas", contó Pinto.

Con la llegada del nuevo ente encargado de la gimnasia chilena volvieron las oportunidades. Y ella las aprovechó. "No cualquiera está dos años sin competir, regresa y gana dos medallas mundiales", dijo orgullosa.

Aunque ahora ella lo diga con total tranquilidad, la verdad es que llegar a Alemania y Escocia no fue nada de fácil. "Yo no conocía a Makarena. Por suerte su entrenador fue cabeza dura y me insistió por lo menos cinco veces antes de que fuera a competir", reconoció el presidente del COCh, Neven Ilic, quien le pidió disculpas públicas a la gimnasta por lo postergada que estuvo.

Y a pesar que ADO y el Comité Olímpico ya confirman su apoyo, la vida de Pinto está muy lejos de ser la de una deportista profesional con aspiraciones olímpicas. Basta decir que los viajes, más allá de pasajes y alojamiento, los sigue costeando ella y su familia.

Un día normal de Makarena comienza a las 10:30 horas con un entrenamiento en el Centro de Alto Rendimiento ubicado en Ñuñoa. A las 14 debe estar en el colegio Nido de Águilas en la comuna de Lo Barnechea. Luego, a las 17, tiene que correr hacia el centro de Santiago a la Universidad Andrés Bello para continuar con sus estudios. "Por lo menos ahora voy en auto", contó risueña y resignada.

A pesar de la cansadora rutina, Pinto sueña con un 2011 de lujo: "Creo que puedo ser medallista en los Panamericanos de Guadalajara y luego a los preolímpicos iremos a probarnos". Ella habla en plural porque todo lo hace junto a su entrenador Emilio Cubillos, quien asegura que "Maka" puede ser la primera chilena en llegar a una final panamericana".

-¿Le harías un llamado a empresarios para que te ayuden, como lo hizo Leonardo Farkas con Tomás González?. Y ojo, que él es apoderado del colegio donde trabajas.

(Risas) Sería como una copia en verdad. Pero a esta altura cualquier aporte sería muy significativo. Aún hay que planear y costear todo el próximo año.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores