Lo bueno y lo malo del opaco clásico universitario entre la U y la UC

Sólo el buen debut del zaguero azul Igor Lichnovsky se puede destacar como lo más valorable del pobre espectáculo que brindaron.

20 de Noviembre de 2011 | 19:41 | Emol

Lichnovsky destacó en el pobre espectáculo de la U y UC.

Photosport
SANTIAGO.- El clásico universitario terminó en una opaca igualdad sin goles entre la Universidad de Chile y la Católica. Poca apuesta de ambas escuadras y una serie de errores en el juego fueron la tónica de un aburrido partido que pasó sin pena ni gloria.

Y a la hora de realizar un análisis de lo mejor y lo peor que dejó el compromiso, lo negativo toma la delantera ante el pobre espectáculo que brindaron ambas escuadras.

Pero quizás quien sí disfrutó el duelo, y sobre todo después de su gran actuación, fue el zaguero de los azules Igor Lichnovsky quien hizo su debut oficial con la camiseta de la U, y que mejor, en el choque ante uno de los rivales de siempre.

El espigado defensa cumplió a cabalidad con la responsabilidad que le encomendó Sampaoli y realizó un buen trabajo junto a Juan Abarca en la última línea.

Una vez finalizado el encuentro, Lichnovsky señaló que "h oy di un paso importante en mi carrera, pero tengo que ir cumpliendo etapas. Tengo una suerte enorme de estar en este equipo. El debut soñado era con un gol, pero igual creo que lo hice bien".

Estas palabras fueron respaldadas por su técnico quien expresó que "t iene gran proyección, jugó muy bien ante jugadores de nivel, tiene un gran futuro".

Eso es cuanto a la U. Por el lado de los cruzados, la regularidad y seguridad que brindó Cristopher Toselli bajo los tres palos fue lo más rescatable de los dirigidos por Mario Lepe.

El mundialista sub 20 en Canadá 2007 estuvo atento a cada una de las llegadas de los azules e incluso en más de una ocasión tuvo que abandonar su área para hacerlas de último hombre y desviar las arremetidas de los atacantes rivales.

Lo malo del compromiso estuvo, más que en los jugadores, en los planteamientos que presentaron uno y otro técnico. Sampaoli se la jugó y paró un equipo alternativo que en nada se pareció al brillante juego que viene desplegando la U. Quizás estará conforme con que se mantienen invicto, pero el nivel bajó considerablemente.

Mario Lepe, en cambio, no supo aprovechar esto y con un esquema bastante defensivo no logró llevar riesgo a las manos de Johnny Herrera. El ex capitán de la UC sigue sin convencer a la hinchada, que a través de las redes sociales y cánticos en el estadio, manifiestan su descontento con el pobre espectáculo que viene desarrollando el equipo.  

El clásico se terminó y ahora ambas escuadras se enfocarán en objetivos muy diferentes. La U en seguir avanzando en la Sudamericana y los cruzados en mejorar su imagen si no quieren despedirse temprano de los playoffs.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores