Graves hechos de violencia se registraron en estadios de Chillán y Calama

Hinchas de Ñublense hirieron a Ariel Pereyra de Curicó al romper un vidrio del bus que trasladaba al equipo con una piedra. Una situación similar protagonizaron hinchas de Cobreloa en el norte.

15 de Abril de 2012 | 21:25 | Emol

Así identificó el incidente Juan Carlos Muñoz, defensa de Curicó Unido.

Twitter @JCMunoz2

SANTIAGO.- Nuevamente la violencia apareció en el fútbol chileno este domingo, tanto en Primera División como en la Primera B.

En primer término, el bus en que trasladaba a los jugadores de Curicó Unido que había igualado a un gol con Ñublense en el estadio Bicentenario Nelson Oyarzún Arenas fue atacado a pedradas por hinchas locales.

Quien salió más damnificado fue el delantero argentino Ariel "Fantasmita" Pereyra, quien resultó con una herida en su rostro, teniendo que ser atendido y recibió tres puntos en su cara.

Así lo relató el defensor Juan Carlos Muñoz a radio Bio Bio: "Tuvimos que tirarnos al suelo. La verdad es que fue algo muy incómodo y fue a la salida del estadio por la avenida principal".

"A Ariel (Pereyra) le pusieron puntos en la mejilla y en la nariz. Varios compañeros resultaron con rasguños", comentó.

En tanto, la historia se repitió en Calama en la nueva derrota de Cobreloa ante Deportes Iquique en el Municipal de esa ciudad.

Terminado el duelo el bus de los hinchas iquiqueños fue atacado por hinchas naranjas, quienes apedrearon el vehículo.

Además, el chofer resultó con una herida por arma blanca en la pierna, en un hecho lamentable para el fútbol profesional.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores