Inter de Brasil avanza a octavos pese a derrota ante Aurich en Libertadores

El cuadro de Porto Alegre se clasificó como el peor segundo a la ronda de los 16 mejores del torneo continental 2012.

19 de Abril de 2012 | 23:05 | AFP

Inter se enredó pero pasó.

Reuters
CHICLAYO.- El Internacional de Porto Alegre avanzó sufriendo a los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2012 pese a caer 1-0 este jueves con el Juan Aurich de Perú, en partido de la sexta y última fecha del Grupo 1 jugado en la ciudad de Chiclayo.

El gol del triunfo del Juan Aurich lo convirtió el panameño Luis Tejada a los 14 minutos. Los brasileños, con 8 puntos, se clasificaron a los octavos de final como segundos de la llave gracias a la derrota 2-0 a domicilio del boliviano The Strongest ante el Santos de Brasil, que ganó el grupo con 13 unidades.

El elenco de La Paz y el Aurich cerraron las posiciones en ese orden con 7 y 6 puntos. El encuentro entre Juan Aurich y el Inter, ante unos 3.000 espectadores, fue de trámite interesante, con buen toque de balón de parte de los de casa, que pese a estar eliminados fueron dominadores y llevaron más peligro a la valla del 'Colorado gáucho', que poco hizo por encontrar el empate.

Desde el pitazo inicial, se notó a los aurichistas con el deseo de reivindicarse ante su hinchada roja. Su técnico, el colombiano Diego Umaña, no guardó nada, mandó al gramado de plástico a los titulares con la orden de  encimar al rival hasta ahogarlo. Y en todo el partido la iniciativa el Aurich, que explotó con velocidad la debilidad del lado izquierdo del rival, que no lograba contener las incursiones de Zúñiga ni de Chiroque.

El 'Ciclón del Norte' jugó sin presión y sin importarle que se encontraba  eliminado del torneo, mientras el Inter salió sin ideas y se notó incómodo en el campo sintético del estadio Elías Aguirre.

Los de casa salieron al gramado con un agresivo 4-3-3 en busca del triunfo  y con la intención de una despedida decorosa del torneo, en el que cosechó cuatro derrotas.

Por su parte, Inter salió con un ritmo más pausado tratando de tener en balón con sistema 4-4-2, pero el argentino Andrés D'Alessandro, la manija del equipo, no encontró los espacios para ganar el medio sector.

Esa lentitud de los brasileños en el traslado del balón no generaba peligro, perdían el balón y eran atacados por todos los flancos.

La defensa fue la más afectada con el campo sintético, ya que se sorprendían con el rebote de la pelota, por lo que siempre rechazaban sin  destino.

Aurich fue muy peligroso y la presencia de tres atacantes fue un dolor de cabeza para el rival. El panameño Luis Tejada cada vez que pisó el área creó situaciones comprometidas para una defensa lenta e imprecisa.

Solo en los últimos diez minutos, los brasileños intentaron despertar, pero no les alcanzó el tiempo para configurar el empate.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores