Paolo Tiralongo se adjudica la séptima etapa del Giro de Italia

En segundo lugar llegó su compatriota Michele Scarponi y por ahora el líder de la carrera es el canadiense Ryder Hesjedal, quien término quinto en esta jornada.

12 de Mayo de 2012 | 11:53 | EFE

El italiano celebrando su triunfo en casa.

AP
ROCCA DI CAMBIO.- El italiano Paolo Tiralongo (Astana) se adjudicó la séptima etapa del Giro de Italia al ganarle el pulso a su compatriota Michele Scarponi e imponerse en la cima de Roccas di Cambio, primer final en alto de la competición.

Tiralongo marcó un tiempo de 5 horas 51 minutos y 3 segundos, superando a Scarponi, mientras que el luxemburgués Frank Schleck y el español Joaquím Rodríguez llegaron -tercero y cuarto- tres segundos después. El canadiense Ryder Hesjedal, se ubicó quinto a 5 segundos, y se convirtió en nuevo líder de la carrera.

En la general, Hesjedal dispone ahora de 15 segundos sobre Tiralongo, que recibió 20 segundos de bonificación por la victoria, y 17 sobre Purito Rodríguez. Todo se resolvió en el último kilómetro, el más duro del largo ascenso (19 en total) a Roccas di Cambio.

El italiano Stefano Pirazzi y el español José Herrada, que abrían carrera, fueron cazados a 800 metros de la meta en un arranque de Damiano Cunego al que respondieron Scarponi y Tiralongo.

Los dos llegaron juntos a los últimos cien metros, pero Tiralongo fue el más fuerte. La fuga de la jornada se había formado en el cuarto kilómetro. Los italianos Matteo Rabottini (Farnese) y Mirko Selvaggi (Vacansoleil), el japonés Fumiyuku Beppu (GreenEdge) y el suizo Reto Hollenstein (NetApp) consiguieron 10 minutos de ventaja en doce kilómetros.

Hollenstein, en el puesto 52 de la general, a 1:21 del líder Adriano Malori, fue "maglia rosa" virtual durante muchos kilómetros, hasta que el Katusha de Purito Rodríguez y el Lampre emprendieron la caza a 100 km. de la meta.

A 37 de la llegada los escapados aún tenían cinco minutos de renta, pero la etapa terminaba con un suave y largo ascenso (19 km) a Rocca di Cambio, con una pendiente media del 3,9 por ciento que conducía al primer final en alto del Giro, a 1.392 metros de altitud.

Su renta sobre el pelotón, sin embargo, disminuyó rápidamente y fue engullido por Stefano Pirazzi, que había saltado del grupo a 16 km. de meta. Los ataques se sucedieron en el último ascenso.

También lo intentaron Valerio Agnoli, coincidiendo con la crisis del líder bajo la pancarta de 15 kilómetros, y el español José Herrada. Pirazzi y Herrada se unieron a 12 km. de la cima y durante algún tiempo mantuvieron una renta de medio minuto.

El conquense y el italiano intentaron, sin éxito, marcharse en solitario antes de afrontar lo más duro del puerto, el último kilómetro y medio. Herrada aprovechó un error de Pirazzi al trazar una curva para irse hacia arriba pero bajo la pancarta de último kilómetro estaba sentenciado.

El arranque de Damiano Cúnego acabó con sus esperanzas, y luego Scarponi y Tiralongo se jugaron la etapa a solas en un esprint cuesta arriba. Purito Rodríguez salió demasiado tarde.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores