Las peripecias de la "Marea Roja" para ver a la selección en Venezuela

Desde un bus quemado hasta dormir en una plaza, pasando por el ingenio para conseguir una entrada. Todo por estar en el duelo del equipo de Claudio Borghi ante la "Vinotinto".

08 de Junio de 2012 | 13:12 | Roberto Gálvez, enviado especial a Puerto La Cruz

La ''Marea Roja'' no descansa con tal de ver a la selección.

Cristián Soto, El Mercurio

PUERTO LA CRUZ.- Desde este jueves la selección chilena ya está instalada en Puerto La Cruz a la espera del duelo clasificatorio de este sábado ante su similar de Venezuela. El equipo viajó en charter en un vuelo directo y se hospeda en un hotel de lujo, algo muy distinto a lo que vive un grupo de compatriotas que también está instalado en este país.

Es la "Marea Roja", el grupo de hinchas de la selección que hace años sigue al "equipo de todos" a cualquier latitud del planeta y que para llegar al país de la "Vinotinto" tuvo que sortear más de una dificultad para arribar hasta la ciudad sede del duelo de este sábado. Aquí el relato de su periplo sudamericano.

Todo comenzó la semana pasada con el duelo ante Bolivia, en la altura de La Paz. Rumbo a la ciudad altiplánica, uno de los tres buses que llevaba a los forofos comenzó a incendiarse tres kilómetros antes de llegar a al Lago Chungará. A esa hora, 20 grados bajo cero marcaba el termómetro. Afortunadamente, según cuentan, "Carabineros se portó de maravillas y nos ayudaron a hacer fuego y nos prestaron techo". Sólo media hora antes del pitazo inicial de ese pleito pudieron llegar al estadio Hernando Siles, algo que lograron "haciendo dedo".

El regreso fue igual de complejo. La empresa que habían contratado para el retorno no llegó a buscarlos y nuevamente la fuerza policial les ayudó con el traslado al país. Ahí, viaje a Santiago, ocho horas de estadía y nuevamente se trasladaron al aeropuerto para tomar el vuelo desde Arturo Merino Benítez hasta Caracas.

Una vez arribados a la capital venezolana, el grupo de 32 personas que llegaron hasta ahí juntaron el dinero (600.000 pesos chilenos) para contratar un bus que los trasladó hasta Puerto La Cruz. El problema es que llegaron a esta ciudad a las 02:00 de la mañana, por lo que debieron pernoctar en una plaza hasta que pudieron hacer el "check in" en la hostería que hoy los cobija.

Durmieron "un par de horas" y luego salieron a conocer los atractivos de la ciudad, hasta que a la hora pactada se fueron directo al hotel donde se queda la selección, la misma por la que se desviven, para darles una palabra de apoyo en cuanto llegaran tras el arribo a Puerto La Cruz. El bombo, los ceacheí y las banderas adornaron el ingreso del bus de la Roja a su lugar de concentración.

¿Las entradas? "Nos las ingeniamos, pero siempre estamos ahí". Y es cierto, a pesar del caos que se vivió en Venezuela por adquirir un boleto y de que ellos aún no lo tienen, están tranquilos porque "algo aparecerá". En el intertanto, poca comida y rostros de cansancio reflejan las incomodidades del viaje, aunque para ellos todo vale por ver a la selección.

Es la "Marea Roja", la misma que se ha hecho presente en Argentina, Uruguay y Bolivia en estas clasificatorias. La misma que como pudo se las arregló para llegar a Venezuela y que "de alguna forma" estará este sábado alentando a Alexis Sánchez, Humberto Suazo y compañía en el José Antonio Anzoátegui.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores