Valdivia se defiende en Brasil: "He jugado con fiebre y gripe, no estoy aquí por dinero"

El volante chileno del Palmeiras aseguró que "nunca falté a un entrenamiento por causa de una cerveza, el que diga eso es un mentiroso".

09 de Agosto de 2012 | 11:34 | Emol

Jorge Valdivia afirmó que ''voy a estar en Palmeiras hasta que se cansen de mí''.

Photosport

SANTIAGO.- No lo ha pasado bien el volante chileno del Palmeiras Jorge Valdivia. Tras el secuestro que vivió hace algunos meses junto a su esposa en Sao Paulo, hoy el formado en Colo Colo se mantiene lesionado y no ha podido reeditar las actuaciones que lo llevaron a ser considerado ídolo del "Verdao".

En las últimas semanas el nacional ha recibido críticas de la prensa brasileña por su escaso aporte en el equipo que dirige Luiz Felipe Scolari. Además, se le acusa que sus ausencias a las prácticas se deben al consumo de alcohol.

Al respecto, Valdivia aclaró al medio brasileño Lancenet que "dijeron que yo tomaba cerveza. ¿Cuál es el problema? En un momento dado es normal, no en la concentración".

Fue más allá y agregó: "Nunca falté a un entrenamiento por causa de una cerveza, el que diga eso es un mentiroso. Llegar atrasado a un entrenamiento ocurre. He jugado con fiebre, con gripe. No estoy aquí por dinero. Siempre me he aplicado y cuando me lesiono vengo tres veces al día para tratarme. El hincha me conoce y me ama. Me cansé de ser juzgado".


Ante la posibilidad de partir al Flamengo, dijo que "me identifico con este club y yo voy a estar en Palmeiras hasta que se cansen de mí. No me voy a otro equipo en Brasil. Estoy aquí, a pesar de estar lejos de la familia".

"Estoy trabajando con alegría y amor a mis hijos, mi familia. Yo me quedo, tengo un contrato. Pero sé que hubo contacto con Sampaio (Director deportivo Palmeiras). No estoy en un lugar que nadie me quiere. Pero aquí tuve el apoyo, la confianza, el amor siempre", añadió.

Consultado por sus constantes lesiones, sostuvo que "cuando llegué (en 2010) comenzó esta historia de lesiones. Fue cuando entré, jugué un poco y sentí dolor. Fue el tormento. Si hubiera hecho lo que era correcto hubiese sido todo normal para recuperarme de las lesiones, pero el equipo me necesitaba".

Además, recordó el secuestro que hoy mantienen a su mujer y a sus hijos en Chile.

"Lo que ocurrió fue un accidente, una desgracia. Si ella (su esposa) regresa o no, depende más de Palmeiras. Hemos hablado y está más tranquila. Mis hijos quieren volver, se pierden los amigos de la escuela, pero para mi mujer es más difícil de olvidar, es diferente para el hombre", reconoció.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores