El fuerte "remezón" de Labruna que permitió el despertar de Colo Colo ante la UC

Los jugadores albos reconocen que tanto el técnico como ellos fueron muy autocríticos tras el mal primer tiempo. "Si seguíamos así, nos goleaban", aseguran.

01 de Octubre de 2012 | 10:31 | Por Leonardo Luis Vallejos, Emol

Luis Mena y Felipe Flores con la cara llena de risa tras vencer a la UC.

El Mercurio

SANTIAGO.- El primer tiempo del duelo entre Universidad Católica y Colo Colo mostró solo un equipo en la cancha: el cuadro que hace de local en San Carlos de Apoquindo. Los albos se veían lentos, sin chispa y muy descoordinados y de milagro, más la impericia cruzada, no estaban en desventaja.

Es por eso que para ellos el pitazo del árbitro Patricio Polic que marcaba el fin del primer tiempo fue lo mejor. Ya en camarines las caras no eran de las mejores y la voz del técnico del Cacique, Omar Labruna, se hizo escuchar. Y fuerte.

"Nos dio un remezón necesario y que fue a tiempo, ya que luego presionamos y fuimos a buscar los goles", señaló el volante Mathias Vidangossy.

Asimismo, el autor del segundo gol, Gonzalo Fierro, agregó que "Labruna levantó la voz y está bien que suceda. De repente, cuando uno va ganando y goleando no se da cuenta de lo que ocurre en la cancha y sirve que haga eso. Salimos con otra actitud en el segundo tiempo".

Una opinión similar tiene el volante Rodrigo Millar, quien explicó que "nos miramos todos y dijimos: qué nos pasa, jugar más mal no se puede y si seguimos así nos golearán. La suerte jugó para nosotros".

Es así como el rol de Labruna más el del preparador físico Jorge Fleitas fue clave en la repuntada del Cacique, que entró con otra disposición al complementó y pasó por arriba de los dirigidos por Lasarte.

"Fuimos bastante autocríticos cuando tuvimos que serlo ya que entre todos nos preguntábamos que nos pasaba, que no hacíamos nuestro juego", complementa el ariete Felipe Flores.

Pero todo este clima cambió al finalizar el cotejo y el camarín albo era solo alegría con la música de cumbia villera a todo volumen y solo caras de felicidad y satisfacción. Hasta la dirigencia de Blanco y Negro bajó para compartir con los jugadores y felicitarlos uno a uno.

"Fue un primer tiempo difícil, pero supimos sobreponernos y subir en el segundo tiempo", expresó Carlos Tapia, mandamás de la concesionaria alba.

Y así como el actual timonel de BYN, su antecesor Hernán Levy, acompañado de Leonidas Vial, Aníbal Mosa y Álvaro Romero, disfrutaron como unos hinchas más el triunfo de los albos.

No pararon de alentar y festejaron con todo entusiasmo las dos estocadas del Cacique. Al parecer, las peleas y diferencias ya quedaron atrás, ahora en Colo Colo se respiran tiempos de tranquilidad.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores