El joven que le ganó a la muerte y hoy brilla en mountainbike con prótesis en sus piernas

Adolfo Almarza sufrió un accidente hace 12 años, donde quedó gravemente herido y perdió sus extremidades inferiores. Pese a ello, salió adelante y encontró en el Downhill un motivo para seguir luchando.

03 de Agosto de 2013 | 12:02 | Por Claudio Ortega Ayala, Emol

SANTIAGO.- 12 de diciembre de 2000. Aquel día la vida de Adolfo Almarza cambió radicalmente cuando el bus en que viajaba sufrió un accidente que lo dejó gravemente herido, incluso cerca de perder la vida, y que le costó la amputación de sus extremidades inferiores.

Si bien él tuvo la fortuna de seguir vivo, debido a que dos de sus compañeros murieron en el lamentable suceso, el despertar tras el accidente fue un golpe que jamás olvidara, más aún cuando se dio cuenta que algo le faltaba: Sus piernas.

"Cuando pasó todo no quería seguir viviendo. Pasaba llorando, con pena y no quería saber nada de lo que pasaba afuera. Siempre me preguntaba por qué a mí. Perdí la confianza, las ganas de vivir y no quería nada más", recuerda con nostalgia junto a Emol.

Pero poco a poco Adolfo entendió que la vida le había dado una segunda oportunidad. Primero recuperó sus piernas al recibir un injerto de prótesis y luego encontró en el mountainbike una razón por la que luchar.


"Comencé con terapias de integración deportivas. Allí fue donde conocí el mundo del descenso en bicicleta y me cautivó. Siempre he tenido un grado de locura y en aquella disciplina me di cuenta encontré un motivo para luchar, y la verdad no me equivoqué", confiesa.


Los inicios de una nueva vida

Sus primeras incursiones en el mundo del mountainbike no fueron fáciles. Necesitó de mucho esfuerzo y sacrificio a raíz de su discapacidad, pero nada de ello le importó al melipillano. Debía acostumbrarse a su nueva vida y lo consiguió. Tras meses de trabajo y lucha, su perseverancia triunfó.


"Tuvo que hacer esfuerzos extras, necesité de mucha ayuda sicológica y fueron años de sacrificio donde nunca me di por vencido. Poco a poco empecé a ganar, a sonreír y sentir que era feliz con lo que hacía hasta un día me di cuenta que podía ser un competidor normal", señala.


Y esa fue la clave. Adolfo dejó de sentirse un joven discapacitado y se vio como un profesional más. De allí en adelante nadie lo paró en sus desafíos y objetivos, y su accidente ya era historia.


Un destacado del Downhill

Los más de seis años de trabajo tuvieron frutos. El melipillano comenzó a consolidarse en el mundo del mountainbike, principalmente en la disciplina del Downhill (bajada en bicicleta de altas y pedregosas cumbres), y hoy es uno de los corredores más destacados.


Además, con su perseverancia y optimismo se transformó en el único discapacitado en correr esta categoría urbana en el mundo y en el único de su condición en participar de la modalidad Pro. De paso, su nombre quedó entre los grandes al saltar los Dirts más grandes del mundo en Whistler, Canadá.

El melipillano ha querido llevar más allá su historia y entregarle un mensaje a todas las personas a través de una empresa que dicta charlas motivacionales, donde explica el duro proceso que vivió tras el accidente y cómo logró salir adelante (en www.decidido.cl puedes encontrar más información).

Así fue como su superación y sus buenas actuaciones lo posicionaron en el mundo, y en la actualidad lo tienen a sólo días de participar en uno de los eventos más importantes del planeta como el único rider del mundo en correr en la categoría Pro usando prótesis en sus piernas.
 

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores