Ramón Rojas, los hitos que marcaron la exitosa carrera del basejumper chileno

El deportista falleció este sábado a los 35 años, un mes después de haber roto el récord mundial de la especialidad al lanzarse de 4.100 metros de altura.

21 de Septiembre de 2014 | 19:44 | Emol

Ramón Rojas ostenta el récord mundial del salto BASE.

El Mercurio

SANTIAGO.- Este sábado Ramón Rojas perdió la vida haciendo lo que más le gustaba: el salto BASE. Un accidente mientras practicaba en Suiza terminó siendo fatal para este deportista de 35 años que deja como legado una serie de hitos y un récord mundial aún vigente.

Todo comenzó en su natal San Vicente de Tagua Tagua hace décadas. Ahí Rojas se inició en el montañismo en la zona de Chapa Verde en la sexta región y nunca lo dejó. Fue avanzando. Llegó a trabajar hasta en las patrullas de Ski como voluntario de rescate.

Años más tarde se fue estudiar odontología a Valparaíso y luego con su primer sueldo se pagó un curso de paracaídismo para superar el vértigo que sufría. Sin saberlo ese sería el primer paso para llegar a la disciplina que lo haría reconocido años más tarde.

El otro pasó llegó tras conocer a su ídolo en el deporte Shane McConkey en una de sus visitas a Chile. "Él fue quien revolucionó el esquí, evolucionado la técnica y realizando lo impensando. Como BASE (Building, Antenna, Span y Earth) jumper fue también un ícono. Además de ser bueno en lo que hacía, era muy humilde y a través de él supe del salto base", recordaba Rojas el año pasado.

Antes de cumplir los 30 años y completar más de 100 saltos de paracaídas, el "Chapa" se fue a una escuela formal de salto BASE en España. La modalidad consiste en lanzarse desde un punto fijo de gran altura con caídas que pueden llegar a durar hasta minutos.

En una entrevista al portal Outdoors el mes pasado, Rojas recordaba sus inicios bajo el alero del alemán Uli Schneider. "Me puso un video de accidentes para hacer consciente de los peligros. Cuando acabó me dijo ¿y? Luego salté de un puente de 97 metros y fue impresionante ya que sufro de vértigo. Eso hizo que me gustara más porque enfrenté mi miedo". 

El nacional comenzó a saltar en silencio. En Chile la disciplina era nueva y un tema casi tabú. "Acá nadie lo hacía, por eso cuando empecé no le conté a nadie", rememoraba a El Mercurio en 2013. Los 97 metros luego se convertirian en miles de metros de altura.

De a poco el nacional fue escalando entre los máximos exponentes. En 2011 fue el único chileno en disputar el Mundial de Noruega y en 2013 sería quinto en el Mundial de Brasil, participando además en el récord sudamericano de personas saltando juntas (17).

El pasado mes de agosto los 97 metros de sus inicios se convirtieron en los 4.100 del cerro El Plomo en las afueras de Santiago. Rojas saltó desde altura, como un homenaje a McConkey fallecido en 2009 haciendo lo mismo, y no falló estableciendo un nuevo récord mundial.


El pasado 29 de agosto el chileno viajó hasta Europa para entrenar y competir previo al Mundial de la disciplina. El sábado en la localidad de Lauterbrunnen en los Alpes suizos haría su último salto.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores