Los constantes reclamos de los deportistas en cada elección para ser abanderado de Chile

La votación para elegir al representante nacional en los Panamericanos de Toronto 2015 ha generado una nueva polémica, algo que se ha reiterado con casi todos los sistemas que se han ocupado para esta decisión.

02 de Junio de 2015 | 12:30 | Emol

Kristel Köbrich fue la abanderada chilena para los Juegos Olímpicos de 2004.

Archivo, El Mercurio

SANTIAGO.- La elección popular del abanderado del "Team Chile" para los Juegos Panamericanos Toronto 2015 (VOTA AQUÍ) sigue su curso, aunque no exenta de reclamos.


Algunos deportistas nacionales han mostrado su molestia por la designación de 10 candidatos establecida por el Comité Olímpico de Chile (COCh), entre los que la gente finalmente decidirá al ganador.


"Será favorecido el más popular y no el con más méritos", afirmó a El Mercurio la vicepresidenta de la Agrupación de Deportistas de Alto Rendimiento, Caterin Bravo. Sin embargo, el reclamo de la esgrimista no es nuevo. Años antes, otros atletas también se quejaron por la modalidad utilizada.


A lo largo de la historia la designación del abanderado chileno, ya sea para Juegos Olímpicos o Panamericanos, ha molestado a algunos deportistas, sin importar que haya sido directamente determinada por el COCh o a través de votación popular.


Hasta 2004 era el organismo el que determinaba directamente al representante nacional, sin embargo, esa forma de elección también molestaba a algunos deportistas, quienes veían con malos ojos que el abanderado chileno fuera escogido entre cuatro paredes.


Para los JJ.OO. de Atenas, realizados ese año, la elegida fue Kristel Köbrich, quien se impuso a Fernando González. Justamente, previo a su elección, la polémica estaba instaurada. El tenista corría con ventaja entre los dirigentes del comité, pero la mayoría de los deportistas apoyaban a la nadadora.


Tras ese episodio, el COCh decidió darle un giro a la designación y de manera inédita llamó a una votación popular, a través de su sitio web, para determinar al abanderado de los JJ.OO. de Beijing 2008.


El organismo entregó una lista de cinco candidatos, sin embargo, otra vez apareció la molestia de los deportistas. Ahora el reclamo se sustentaba en que la elección tenía un grupo muy acotado de atletas.


"El sistema tiene el puro nombre de gusto popular, ya que son sólo cinco los nominados. Yo pensé que seríamos todos. Ahí sí que hubiera sido democrática, porque hubiésemos estados todos de igual a igual, no cinco nomás", criticaba el fondista Roberto Echeverría.


Tras la nueva polémica, para la elección de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 el COCh decidió volver a su antiguo mecanismo y optó por Tomás González como el abanderado para la cita inglesa.


Sin embargo, el gimnasta declinó a su designación debido a que entraba en competencia el día después de la ceremonia inaugural. A raíz de eso, el organismo determinó realizar una votación popular vía mensaje de texto.


Y otra vez hubo sectores molestos por la determinación, ahora porque consideraban que faltaban nombres entre los cinco candidatos propuestos por el COCh.


Por ejemplo, la Federación de Atletismo hizo ver su molestia por la ausencia de Erika Olivera. Además la misma corredora criticó el sistema de elección.


"Me he dado cuenta que el deporte al final es un negocio y esto lo vemos con esto de los mensajes de texto, se ha transformado en un negocio…ojalá los deportistas ganen con eso", decía la atleta.


Así hasta llegar a la elección del abanderado para los Panamericanos de Toronto 2015. Una vez más el sistema instaurado por el COCh es criticado, en una historia que se repite a lo largo de los años. Parece un cuento de nunca acabar...

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores