Unión Española se lleva el tesoro en Coquimbo

Los rojos derrotaron por 3-2 al conjunto local para conseguir el sexto título nacional de su historia, rompiendo una sequía de 28 años sin poder dar la vuelta olímpica.

09 de Julio de 2005 | 21:51 | El Mercurio en Internet

Cerca de los "grandes"
Con el sexto título de su historia (antes los había logrado en 1943, 1951, 1973, 1975 y 1977), Unión Española se acerca al grupo de los clubes más exitosos del fútbol chileno y hace méritos para también ser llamado un equipo "grande".

Sólo dos trofeos lo separan de Cobreloa y la UC, que poseen 8 conquistas en torneos nacionales. Más arriba están la "U" (12) y Colo Colo (23).

Los hispanos además cumplirán el próximo año su octava participación en Copa Libertadores, siendo el quinto equipo chileno que más veces ha jugado el torneo continental.
COQUIMBO.- Fueron 28 años sin poder festejar un título nacional los que debieron pasar para que, en una jornada de emotiva lucha deportiva, Unión Española superara por 3-2 a Coquimbo Unido en la final del Torneo Apertura, logrando el sexto trofeo de su historia.

La euforia de los hispanos contrastó con el sueño postergado de Coquimbo, que pese a definir por primera vez la disputa de un título en su estadio, no pudo dibujar la primera estrella de su historia.

Los hispanos sólo por algunos minutos pudieron acomodarse en el marcador y hacer valer la ventaja obtenida en el partido de ida (1-0), en un partido marcado por el esfuerzo de ambos equipos, para suplir las carencias futbolísticas que por varios pasajes se observaron en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso.

En Coquimbo había apetito de fiesta, de hacer historia, y las 12 mil personas que se acercaron al estadio lo entendían así. Era una posibilidad inmejorable de darle a la Cuarta Región el primer título de su historia, una ilusión que creció al doble cuando a los 12 minutos el zaguero Héctor Robles clavó un cabezazo a la red hispana, poniendo el temprano 1-0.

Pese a que era Unión la que dominaba la posesión del balón, el primer tiempo tuvo las mejores llegadas en la portería visitante, con un Miguel Romero dueño de la franja izquierda y la incansable labor luchadora de Marcelo Corrales en ataque. La infortunada lesión del veterano delantero a los 37', dejó a los "piratas" sin su mejor carta ofensiva y eso se notó en todo el resto del partido.

El otro golpe para Coquimbo llegó muy cerca del descanso, en la jugada iniciada con un gran pase de Joel Reyes hacia el área chica, que Manuel Neira convirtió en gol con una definición de primera.

La anotación inicial entregó a los hispanos lo que no habían tenido en toda la primera mitad: tranquilidad con el balón en los pies. Desde el primer minuto del segundo lapso, comenzó a verse a un equipo hispano más ordenado y calmo en el trato del balón, superando las dificultades que ponía Coquimbo con una asfixiante presión en el medio.

Con ese dominio, no era de extrañar que llegar el segundo tanto rojo. A los 52', Juan José Ribera ejecutó un impresionante tiro libre desde más de 30 metros, ayudado claramente por la desinteligencia en la barrera de Coquimbo, que se abrió para dejar pasar el relámpago del zurdo hispano.

De ahí en más Coquimbo tuvo que aplicar lo único que le restaba: garra. Con mucho desorden, pelotazos y escaso juego colectivo, los "piratas" se las ingeniaron para acercarse de cualquier forma al área de Unión, pero siempre apareció la solidez de Jaime Bravo para ganar por arriba o cortar cualquier balonazo largo.

Así fue hasta los 62', cuando otra vez se repitió la fórmula local del primer tanto. Tiro libre por derecha y un cabezazo de Héctor Robles directo a la red, aunque esta vez en una posición fuera de juego que el juez Rubén Selman no entendió así, pese a los fuertes reclamos de los rojos.

Coquimbo se entusiasmó con la igualdad y se fue con todo arriba, mientras Unión desperdiciaba al menos un par de ocasiones claras en el contragolpe para sentenciar el partido. La expulsión de José Luis Jerez a los 80', por doble amarilla, permitió que los últimos diez minutos fuesen de miedo.

Los dirigidos por Raúl Toro una vez más se inclinaron por el pelotazo, que nunca llegó a ser mortal para la oncena de Fernando Díaz. Todo se arregló con un contragolpe de Mauricio Risso que terminó con el delantero argentino tirado en el área, tras falta de Luis Corvalán. Ejecutó José Luis Sierra con experiencia y suavidad, establenciendo el 3-2 que le puso firma al título.

Los últimos minutos fueron un mar de lágrimas en la parcialidad coquimbana y de total algarabía del millar de hinchas hispanos que viajaron al norte. La mayoría de ellos jóvenes, menores de 28 años, que por primera vez en su vida pudieron gritar campeón por el club de sus amores.

Ficha del partido

Coquimbo Unido: Luis Corvalán; Víctor Osorio (86'Ali Manoucheri), Juan González, Héctor Robles, Cristián Leiva; Miguel Ángel Romero, Carlos Bechtholdt, Germán Navea (54'Nicolás Corvetto); Mario Aravena; Rubén Ramírez y Marcelo Corrales (43'Pedro González). DT-Raúl Toro

Unión Española: Jaime Bravo; Alexis Norambuena, Juan Pablo Toro, Rafael Benítez, Juan José Ribera; Roberto Órdenes (90'Mauricio Dinamarca), Joel Reyes, Raúl Arenas (75'Carlos Tapia); José Luis Sierra; Manuel Neira (86'Mauricio Risso) y José Luis Jerez. DT-Fernando Díaz

Goles: 12'Héctor Robles 1-0, 43'Manuel Neira 1-1, 52'Juan José Ribera 1-2, 62'Héctor Robles 2-2 y 88'José Luis Sierra 2-3 (penal).

Árbitro: Rubén Selman.

Tarjetas amarillas: Aravena, P. González, Romero y Robles (COQ); Reyes (UE).

Tarjeta roja: 80'José Luis Jerez (UE) por doble amarilla.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores